GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

jueves, 24 de noviembre de 2011

Los Pueblos Negros de Guadalajara




El Ocejón, con sus 2.048 m. de altitud, me miraba. Parecía que me decía ¿subes o qué? Si lo ascendía dejaría de ser viajero para convertirme en montañero. Y podría hacer las dos cosas si me quedaba un día más en la zona. Pero no era esa mi intención. O sí. Con todo,  le dediqué la lira del poeta:

“El Ocejón, vigilante
de pizarra, gris y plata,
ha vestido cada mata
con escarchas de diamante”.

Estos pueblos negros forman parte de la Arquitectura Negra, localizados en la provincia de Guadalajara. La puerta de entrada natural a esta zona, donde uno tiene la impresión de aparecer en un mundo diferente, es Tamajón. Y me adentro en la comarca serrana, donde se explayan pueblecitos con un encanto rural admirable, dignos de una detenida visita. Y es lo que hago. Preparo la cámara y me muevo feliz por estos marcos donde la roca de pizarra es la materia prima para la construcción de casas y calles. Su característico color negro se impone. Es la fisonomía emblemática, que se armoniza fantásticamente con la naturaleza.

Visito algunos de estos pueblos, como El Espinar, Robleluengo, Majalrayo y Valverde de los Arroyos. Las muestras se suceden. Arquitectura noble, auténtica, casas oscuras. Corrales que tienen en sus muros cruces dibujadas con piedras negras (El Espinar). Piedra pizarrosa, aspecto primitivo. El aliciente del viaje es recompensado suficientemente. Y me siento a gusto en estos  museos donde la arquitectura popular es protagonista. A los pies del Ocejón, el pico más emblemático. Pueblos que son historia. Y donde el placer de ver encanta. Seduce. Y se viaja a ese mundo recóndito, donde la naturaleza pugna por ser como es. Como siempre ha sido.

Y que mejor que junto al manjar estético y visual se una el de la buena vianda. Mi estómago así lo exigía y como buen mandatario  así lo hice. Un buen vino acompañó a un cabrito asado que estaba suculento. Y lo relajé con otro nuevo paseo. El sol de la tarde hacía resplandecer el campo, los bosques de robles, la pizarra. Se aposentaba en el Ocejón, que me seguía mirándome, como diciéndome:

-¿Subes o qué?

Y lo hice, y me quedé cerca de la cumbre.

-Otra vez será, amigo.

















19 comentarios:

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Luis!
Ya veo lo que has disfrutado en una zona tan maravillosa que no tiene desperdicio, donde la naturaleza es pura y la arquitectura del color de la pizarra con el Ocejón como telón de fondo.

Un abrazo.

GUSPLANET dijo...

Luis, amigo, claro que hemos disfrutado gracias a ti, de toda ésa comarca y ésos pueblos tan pintorescos, realmente una vez más nos regalas un momento único!

Muy curioso lo 'fuerte' que son los colores por allí, me impresionan realmente ésos colores tan marcados.

¡Gracias, como siempre y mil veces, gracias por éste paseo!

Pakiba dijo...

Cuando estuve por esas tirras quedé maravillada de sus casas de pizarra tan pintorescos y hoy con tus fotografias tan estupendas me los has recordado.

Un abrazo.

Pizarro dijo...

Me encanta las imagenes de esas casas tan antiguas y rusticas.
Buen rteportaje.
Saludos y buen fin de semana.

Paco Sales dijo...

Que lugar tan bello Luis, parece que el tiempo se haya parado para deleitarnos con la belleza y curiosas construcciones de piedra pizarra. Un paraje para perderse y disfrutarlo tranquilamente y disfrutar de cada rincón, gracias por este bello paseo Luis, que tengas un muy buen día y un gran abrazo amigo mío

Montserrat Sala dijo...

Hola Luí:Bonitos paisajes. Igualitos que mis paisajes del Pirineo. cualquiera de estas fotos pudiera ser de Beranui, de Peramea,de la Plana de Monròs,de Bescaran de Arsèguel.. ellos también tienen como denominador común, el empleo de la pizarra para la edificación de sus casas y para el empedrado de sus calles angostas .Ademas atesoran, una legado importante sus iglesias y capillas románicas. A ver cuando vienes para fotografiarlas. Estoy segura que salidas de ti cámara, lucirian mejor

Goriot dijo...

Es un encanto, todas las edificaciones de piedra.
Goriot.

Albert Soler dijo...

¡Hola Luís!
Gracias por tu reportaje tan bonito de los pueblos negros de Guadalajara.
Yo los tengo en la lista, para visitarlos, espero que sea pronto.
Saludos cordiales.

Los pueblos del pirineo catalán.
http://albertsolerd.blogspot.com

CARLOS dijo...

Tomo nota, me encantará de nuevo ser viajero para visitar esos preciosos pueblos que me muestras, tan hermosos y con esa piedra negra que les da nombre. Como montañero también me atrae ese pico. Tengo pendiente ir a Guadalajara alguna vez y tomo nota. Un saludo y gracias.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Luis.
Me encanta esta belleza rústica.
Gracias por compartir tus fotografías.
Feliz fin de semana.
Un abrazo, Montserrat

Emilio dijo...

¡Hola Luis!. Preciosos pueblos de pizarra y piedra. La geografía no deja de sorprenderme, sea donde sea, y tú en este caso la has fotografiado y compartido con todos.Gracias.
Un saludo,

Mª Angeles y Jose dijo...

Que pueblos mas bonitos nos muestras hoy!

Esas casas de piedras tan oscuras una sobre otra son impresionantes......

Todo un regalo para los que como nosotros no podemos disfrutar en directo.

Besos

bixen dijo...

Como siempre, ¡dando en el clavo!
De niño tuve la suerte de conocer tableros (pizarras) de pizarra. Me fascinaba escribir o dibujar en ellos; era como en 3D (la tiza no duraba nada y el borrador dejaba relieves aun humedeciéndolo). El reflejo del sol madrugador, lo mecía al blanco.
Desde entonces me fijo con menudencia en los lares con pizarra.

Ana Manotas Cascos dijo...

Hace algunos años estuve por ahi, y fue un sitio que me gusto mucho, gracias a tus fotos lo he vuelvo a recordar y seguro que encontrare un momento para volver.
Un abrazo y buen fin de semana.

JValentina dijo...

Vaya serie mas bonita de fotos..el lugar es encantador..esos pueblos con sus casa y sus tejados de pizarra, son fantásticos
Me gustan tus fotos y el texto con que los acompañas..
Un abrazo

LUIS MIGUEL, MARIA JOSE dijo...

Estos pueblos pequeños y como estancados en el tiempo, son ademas de bonitos, un paraiso para los fotografos, cada rincon, cada detalle es especial, quizas por su sencillez y porque todo es natural.
Un reportaje fantastico y muy bien documentado.
SAludos.

Joan González dijo...

HOLA

ME ENCANTAN ESTOS PUEBLOS...SON FOTOGRAFIA PURA

SALUT
JOAN

Alma Mateos Taborda dijo...

Presiento este viaje tuyo como inolvidable y las fotografías también. Un abrazo y Felicitaciones.

MA dijo...

Amigo mio mis felicitaciones por tan bello post.
Un texto e imágenes lindos.
Gracias a tu post desde mi casa mirando la pantalla de imágenes de tu blog, conozco por imágenes lugares mágicos de Los pueblos negros de Guadalajara.

Besos y feliz día.