GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

sábado, 28 de septiembre de 2013

Este blog se despide...



... y se cierra. ¿Vacaciones? ¿Descanso? ¿Retiro? El tiempo dará respuesta a estas preguntas. Han sido cinco años de continua labor bloguera. Para un blog, viendo los altibajos de otros blogueros, es mucho tiempo. Por el camino he cosechado amistades. Puedo decir, que tengo excelentes amigos blogueros, sobre todo amistades nacidas de mi vida montañera, de ese apasionante mundo que es el senderismo. Y practicándolo, he sido feliz.




Y han surgido jugosos relatos que los he plasmado en este blog. Y con todos ellos, como brotados en dulces y risueñas primaveras, de luces, de colores, de sonidos e impresiones, ha salido a la luz pública recientemente un librito, del que estoy muy contento de haberlo escrito: "El sabor de la tierra". Y espero que para el año próximo, nuevas páginas hechas de entusiasmos, formarán otro obra.




Bien. Pero, como digo, este blog se despide. Este "soñador" abandona su vuelo bloguero.

En todos estos años he querido permanecer fiel a mi mismo en todo lo que he escrito. Lo he hecho respetando siempre a l@s lector@s, hablando de cosas motivadoras, creativas, atractivas, glosando las impresiones que salían de mi interior. Sentimientos profundos, a veces subjetivos, pero siempre enraizados en el corazón.




Decía la montañera Lene Gammelgaard "Creo que la vida debe ser vivida al completo, explorada veinticuatro horas al día".

He sembrado fracasos, claro que sí. Pero en estas ocasiones he tenido el valor de perseverar. El empeño  en hacer aquello que me hace feliz: Ascender... subir... "HACIA ARRIBA". Y aquí entran mis montañas. Y volveré a ellas -amorosa mansión de alegrías- , a bañarme en sus ondas, en su grata soledad, donde crece la flor ansiada, las albas risueñas, las salutaciones a las "estrellas del véspero", porque, aunque uno ya se ha hecho mayor, mis anhelos, mis ansias de hacer vida montañera, siguen siendo juveniles, como la primera vez que alcancé Espadán, trepando piedra a piedra, dejando abajo el vacío, y alcanzado su cumbre, tan amada y tantas veces ascendida.




GRACIAS A TOD@S, SEGUIDORES, SIMPATIZANTES Y LECTORES DE ESTE BLOG.

Si vuelvo algún día, ya os lo diré.


lunes, 23 de septiembre de 2013

De esperanza...



Hace tiempo que no escribo nada para el blog. Pereza?......No!....Desánimo?.... Puede. Aunque es una sensación que, en ocasiones,  arremete  con fuerza, pero nunca me hace bajar la guardia. Me persigue, la maldita, y la desoriento siempre, a veces me cuesta, por el sendero equivocado.

No, no es desánimo, ni dejadez, ni desgana, ni lasitud.... En poco tiempo se han cruzado en mi camino, en nuestro camino, acontecimientos imprevistos, tormentos que me han depositado en alambradas punzantes, hirientes, retando entusiasmos y caminos con nuevos vientos.

A veces, el fuego corre por las venas. Hiere, te angustia, te acorrala. Quema...!!!. Pero no debe de vencerte. Si quieres, aunque notes frío por los huesos, la paciencia, la seguridad, las campanas de la luz, lanzan sus sonidos de gloria y te levantan el ánimo.

Decía un amigo poeta que "andamos todos por la misma acera". Y esa acera está construida sobre la tierra, y sobre la tierra está su "sabor", hecho de colores, de perfumes, de esfuerzos, de fatiga, de dolor, de alegría, de amores, de paz, de felicidad...

Hoy tenía ganas de  escribir. Y lo he hecho. No se como ha salido. Bueno, del corazón, sí. Un corazón a veces atribulado, a veces romántico, muchas veces sensible y, muchas buscando ríos de.... esperanza!!!



miércoles, 28 de agosto de 2013

Donde el agua crea arte

 

Uno de los alicientes que nos proporcionó el Pirineo Francés en nuestro reciente viaje fueron las cascadas o saltos de agua. Una de las maravillas que todo el macizo atesora. En el coche o a pie raro era no verlas. Naturalmente que no voy a hablar de la gran cascada de Gavarnie, de la que ya me ocupé con varias estrofas literarias.

Tampoco mencionaré su nomenclatura. Pero sí quiero destacar su vistosidad, su notoriedad en el paisaje pirenaico. Son las dueñas de las gargantas, de las escotaduras de los riachuelos, cantando a los prados, formándose entre las rocas. Torneándose entre las piedras dispersas,  entronizando cuadros muy atractivos, entre llameantes espumas blancas, contrastando con las rocas, revestidas de musgos de coruscantes verdes.

A veces, su rumor es suave, como una caricia, como el roce de un vestido de seda; otras, se transforma en un grito sobrenatural, que se mezcla en el espacio en una hecatombe de brumas lechosas. Y algunas, crees escuchar sonidos melodiosos. Cuando el agua corre entre las rocas, por superficies un tanto allanadas, su voz es musical, como una pieza de Chopin.

Las hay alargadas, formando trenzas líquidas, anchas como cabelleras, luminosas, resplandecientes, furiosas, que pacificaban sus glaucas aguas en remansos cristalinos, serenos, lamiendo las raíces de los abetos.

Hay viveza, arrebato, pintoresquismo. Hay fantasía liquida. Hay…. Belleza siempre. El Pirineo es único.