GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

lunes, 11 de julio de 2011

He estado en Cuenca

 

Cuenca, pictórica y fotogénica, con la reciedumbre de sus emblemas más universales. Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Ciudad donde el paisaje roquero se expansiona con su impresionante barroquismo.

He estado en Cuenca  y me ha cautivado de nuevo. El acento de sus colores, de verde y azul, revoletea como aves que llenan con su ímpetu volátil los ríos Júcar y Huécar, con las espectaculares hoces galanteadas de versátiles chopos.

Mis pasos se han emocionado recorriendo sus callejuelas desde la plaza Mayor,  como la calle Alfonso VIII,  edificadas sobre “siete cerros de plata” y viendo el encanto y el magnetismo de esas casas asomadas a los acantilados imperturbablemente. Hay que llegar a San Pablo para verla, para reconocer sus emblemas más conocidos, que descienden del siglo XV.

Cuenca es ciudad erguida, como su torre de Mangana, como su catedral, como otras iglesias aposentadas en el silencio, que el cielo creó.

Nobles maderas, portadas con herrajes vetustos, patios, blasones… Cuenca se amalgama con encanto, con brillo, con glorioso vértigo.

Abajo, Júcar, revestido de esencia serrana, desciende noble y henchido de placer, hilvanando recodos que abrazan su susurro, buscando el candor de caminillos donde siguen reverdecientes los pasos del pasado.

Cuenca, de topografía singular, marca su estilo en todo el mundo con su roca acantilada, inverosímil. Mágica estampa de esa Cuenca serrana, remachada de pinares, de trigos e imponentes riscos y mogotes, que esbozan los secretos de unas montañas donde cantan los ríos entre festones y hoces: Júcar, Huécar, Cuervo, Escabas… Agua y verdes, y más agua. Así es Cuenca, la ciudad y su provincia, una continua incitación al viaje.








22 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Hola José Luís: He estado en Cuwenca un par de veces, la he fotografiado del derecho y del revés, pero por lo visto haablamos de diferente ciudad,porque mis fotos no se parecen nada a la tuyas. ni de color, ni de amplitud, ni ... nada de nada. Te propongo un trato: Tu vienes a al Vall Fosca y de paso me enseñas como sacar estas maravillosas fotos, NO te parece? Los dos saldríamos ganado.
Yo te veo hecho un chaval. venga a ver si te animas. hombre.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Tus fotos son preciosas y ya veo que lo pasaste estupendamente.
Yo he ido a Cuenca hace mucho tiempo... ¡Y me encantó!
Un abrazo fuerte.

rosa-branca dijo...

Olá amigo, lindas e maravilhosas paisagens que nos preenche a alma e nos dá paz de espírito. A segunda foto com aquele azul a contrastar com o amarelo é realmente magnifico. Adorei. Beijos com carinho

Sara dijo...

Mi estimado Luis, que recuerods tan magníficos me has traído de mi estancia en Cuenca, sin lugar a dudas una de las ciudades más bonitas de España y me imagino del mundo mundial jejejeje.
Mil gracias por compartir estas bellas imágenes y estas sensaciones que se desprenden de tu escrito.
Abrazotedecisivo y pasa muy buena semanita

Carlos dijo...

Hola Luis. Hace muchos años que estuve en Cuenca, pero es una ciudad muy, muy bonita, y seguro que has disfrutado mucho de tu estancia en ella. No hay nada como ir conociendo todos los rincones de nuestro país.
Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Preciosa y certera evocación de Cuenca.

Espero que, esta vez, no hayas ido andando.

Y, como acostumbras, un espléndido reportaje fotográfico.

Un fuerte abrazo, Luis.

kitty dijo...

Que fácil me lo pones con esas fotos..iremos a ver el nacimiento del rio y nos daremos una vuelta por Cuenca que la tenemos cerca pero que por varios motivos hemos ido posponiendo el conocerla. Que preciosura de fotos !
Gracias por compartir esas bellezas.
Saludos

Juan Carlos dijo...

Buen reportaje. Ese puente tan largo y tan estrecho que va hacia el parador me trae recuerdos de sudores fríos.

Un abrazo.

tanci dijo...

Suerte que tienes de poderla visitar y admirar tanta belleza. Hace años que estuve. Pero es pasa volverla a disfrutarUn saludo Luis.

Bleid dijo...

maravillosas imagenes Luis
felicidades

Bob Fisher dijo...

Esa foto de la catedral rebaja la monumentalidad de las casas colgadas. Bueno... jeje, quizá exagere pero, sin duda, es una foto para enmarcar.

Por otra parte Cuenca tiene un encanto especial.

Un cordial saludo.

Pizarro dijo...

No he estado en Cuenca pero viendo estas imagenes si algun dia paso por ella parare a vfer esas maravillosas casas en los cortados.
Preciosas.
Saludos Luis.

Paco Sales dijo...

Unas imágenes preciosas las que nos traes de Cuenca amigo Luis, algunas son realmente espectaculares, algo de vértigo debe dar vivir en estás casas colgantes, has captado a la perfección la belleza del lugar, un fuerte abrazo amigo Luis

Mª Angeles y Jose dijo...

Y yo queriendo visitarlo!!!

Ya veo por tu gran reportaje, que me pierdo una maravilla.

Muy buen reportaje.

besos

Henar dijo...

Que buenos recuerdos, una ciudad para recorrerla de arriba a abajo y sus alrededores. Un abrazo.

fosi dijo...

No conozco Cuenca pero por tus fotos debe merecer mucho la pena,a ver si sacamos un hueco....
Magnifico reportaje,como siempre.
Un abrazo.

Princesa115 dijo...

Dos veces he estado en Cuenca y me parece una ciudad magistral, hermosa y con una cultura indescriptible.
Las fotos, Luis, son preciosas...parecen postales

Un beso

María dijo...

Hola José luis.

Un placer entablar amistad con un caminante de la vida.
Gracias por tu visita y comentario.
Besos

La abuela frescotona dijo...

quien pudiera vivir en ese paraíso..
y como dicen todos los amigos,¡ que fotos!
te abrazo querido amigo Luis

pepsansII dijo...

No he pasado nunca por Cuenca,pero con las imágenes tan bellas que nos enseñas, no se va a demorar por mucho tiempo la visita.
Una abraçada

iglesiasoviedo dijo...

Magnifico reportaje con unas foto preciosas de esa ciudad encantada que tanto enamora a quien la visita.
Me han traído muchos recuerdos tus fotos de mi estancia en esa ciudad inolvidable.
Abrazos.

Luis G. dijo...

Amig@s, gracias por comentar.

Montserrat, eres estupenda, claro que iría, pero hay prioridades a nivel familiar que no puedo descuidar, aunque sea unos días. De quedar más cerca, ya me hubiera "hartado" lo suficiente. Bueno, que no pararía de ir al Pirineo.

Cuenca, amig@s, me fascinó. Estuve pocas horas, pero las suficientes para ver que la piedra es escultura y el paisaje, una condecoración natural sublime.

Una ciudad impar para.....¡volver!

Besos y abrazos,

Luis.