GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

miércoles, 12 de mayo de 2010

La tormenta


Las olas se agigantaban con sus renglones espumosos. Redoblaban una cadena de impetuosos rumores en su congestionado avance hacia la costa. Remataban su viaje con bruscos golpeteos finales, lamiendo la arena. En el cielo se agolpaba un ejército de nubes, encarbonadas y violetas, todo un continente gaseoso cargado de humedad. Una brisa persistente y enérgica rebotaba en las rocas de los acantilados, y se enfilaba por las copas de la pinada. El mar y las nubes iban hilvanando un paisaje de tormenta, furioso y apasionado. El genio de la naturaleza abría sus fauces. La luz de la tarde fue apagándose, diluyéndose en sombras compactas, y las rachas de las brisas se transformaron en un viento impetuoso, que agitaba violentamente ramas y arbustos, congregando mil rumores en la playa.

Lejos de buscar refugio, me quedé absorto contemplando toda esta congregación de exaltados elementos naturales, como un conclave conmocional. El escenario irradiaba magnetismo, y todos los protagonistas de este cuadro lo representaban con total realismo y bravura, con mágica enjundia.

La angustiante tormenta, con su carga de relámpagos, iluminando el tenebroso escenario, de terribles truenos y lluvia, llegó finalmente. Pero yo ya había encontrado refugio.

Y esperé a que saliera el sol…

27 comentarios:

trotasendas dijo...

Muy bonito , a mi también me gustan las tormentas todo un espectáculo de la madre naturaleza que ojala se diera mas a menudo .
Saludos

Goriot dijo...

Luis, como ser humano supiste pronosticar la tormenta y pudistes refugiarte con la inteligencia.
Detrás de las nubes muy oscuras había un cielo muy claro.
Un abrzo.
Goriot.

*Luna dijo...

Me gusto mucho tu relato
un beso corazon

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Impresionam mucho las tormentas, y más en el mar. Mis padres tenían una barraca en la playa del Prat del Lobregat, para ir de caza y pesca. En cierta ocasión se oscureció de repente todo el cielo y como un cono dando vertiginosas vuentas sobre sí, a unos 50mts, de mi, se llevó al cielo en trompa de agua de la mar. Duró escasos segundos , pero nos paralizó todo el cuerpo. ¿ Curioso...bonito? yo más bien diría que una tormenta en todo su apojeo es...espectacular.
Sor.Cecilia

Mery Larrinua dijo...

Me encanta la lluvia, el cielo gris.
Un abrazo

auroraines dijo...

Capturaste muy bien en tu foto la imagen de la tormenta que ya estaba ahí...que bien que tuvieras el refugio a mano Luis ;)
Un beso

MORGANA dijo...

Luis,con el miedo que me dan,me has tenido con el alma en vilo...maravilloso tu relato.Prefiero verlas desde un refugio...
Besos.

luciernagadeluz dijo...

Me gusta el olor a tierra mojada, ese olor a frescura tan especial, a veces me encanta que la lluvia roce mi cara, sentirla. Me gusta contemplar cuando llueve a través de una ventana, escuchar el ruido de los truenos y ver el reflejo de los relámpagos en el cielo. Hay veces que un día gris de tormenta puede resultar muy hermoso, dependiendo de los pensamientos con que lo acompañes. Me encanta esta entrada tuyo querido amigo. Tu forma de meterme en este cuadro que pintas tan bello. Un beso grande y mi cariño siempre

Juan T.A. dijo...

Una tormente, un cielo gris, amenazante, pero a lo lejos en aquel rincón siempre hay un resquicio de luz que hace alvergar la esperanza.
Equilibrada fotografía.
Saludos

Fernando J. Feliu dijo...

¿Qué tienen las tormentas, que nos crean temor y atracción?
Tal vez sea el flujo contínuo de cambio del paisaje, pero el caso es que las percibimos, incluso respiramos mejor una vez ya han pasado.

Saludos.

Raül de Umlaut dijo...

Fantástica narración poético-prosaica de una tormenta. Has conseguido crear un ambiente tan envolvente que me ha parecido corto el microrrelato.

Simplemente genial amigo Luis.

Fuerte mi abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Encuentro en este texto sobre las nubes amenazadoras una decantada poesía que me resulta extremadamente grata. Solamente quien es capaz de paladear así cada elemento de la naturaleza puede expresar los matices de un paisaje como lo haces tú.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA LUIS:

La verdad es que las tormwentas impresionan.

Como siempre tu relato, está muy bien descrito y la fotografía fantástica, Montserrat

Montserrat Sala dijo...

EStas fotos tan estupendas y tan bien escenificadas.(que nó explicadas). Es una gozada pasar poor tublog.
Saludos, tenebrosos, soleados, cariñosos, y de todas las clases. Te los mereces!

Vicky dijo...

Querido Luís , la imagen es espectacular , muy lograda.
Sinceramente las tormentas fuertes me gusta verlas desde un buen refugio,aunque me encanta ese aroma de frescor que deja la lluvia , su brisa suave y esa sensación de melancolia en el cielo y que tu muy bien has descrito.

Un beso , Vicky.

carlota dijo...

Esa tormenta estalló el lunes a las 5 de la tarde justo cuando salían los nanos del cole , imagínate como nos pusimos todos ...


Un beso Luís

Mª Angeles y Jose dijo...

Es impresionante y da hasta miedo, lo de los relampagos digo.

Por tu relato, fue un momento magico donde la naturaleza nos regala su fuerza y su magia.

Besos Luis.

Sara dijo...

Que preciosidad de relato!!!!
Desde siempre....me han dado mucho respeto las tormentas,...aquí en mi tierra, clamamos a Santa Bárbará bendita, la patrona de los mineros, de la dinámita, del ruido...cuando hay tormenta....pero a la vez...es un espectáculo natural....a veces, de magnitudes IMPRESIONANTES.
Hoy muchas gentes....necesitan cobijo, por los malos pronósticos de tormentas fuertes....ojalá puedan esperar a buen recaudo mientras sale nuevamente el sol....ojalá!
Un abrazo enorme

Luis G. dijo...

Hola, amig@s: Esta tormenta la sufrí/disfruté hace pocos días. Y hay que ver las impresiones que se colaron... Bueno, ya lo digo en mi relato.

En vuestros comentarios desfilan experiencias e impresiones que enriquecen mi relato. Gracias, querid@s amig@s, por compartirlas.

Con sumo placer,

ABRAZOS a tod@s.
Luis.

conxa dijo...

Hola Luis!!
por aqui ando,saboreando tus palabras.
Hoy tocas un tema que me apasiona, las tormentas....

encantada de leerte.

Nefertiti dijo...

photo magique !

MA dijo...

Hola Luis maravilloso escrito y bella imagen .
Un placer entrar a visitar tu casa y dejarte mis cariños sinceros y amistad, en tu hermoso y magnifico blog . te dire que las tormentas me dan miedo, y le rezo a Santa Barbara, patrona de Artillería y de las tormentas...que nos libre de los rayos y de los truenos, bajo refugio seguro.
Un abrazo de MA,para ti amigo gracias por tu bello y cálido comentario, un placer tenerte siempre comentando ,en mi querido blog.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Luis, me gusta muchísimo tu prosa. Hacés de la tormenta una verdadera obra de arte.
Muy bueno!!

Cariños!

Juan Francisco dijo...

Muy bonito amigo Luís. Es una sensación rara ver los relámpagos y truenos a la orilla del mar mientras se van poco a poco agitando las olas. Me ha gustado. Bueno, amigo Luís, ya tengo de nuevo el ordenador... ¡que mal se esta sin poder escribir, visitar... comentar! Un abrazo grande.

Belkis dijo...

Las tormentas me parecen muy románticas, siempre que estemos a buen resguardo. Ver la lluvia caer y golpear en los cristales, me inspira, me transporta, me llena de paz. He vivido contigo esta tormenta. pero como siempre, el sol vuelve a brillar y a bañarnos con su luz y calor.
Un saludo cariñoso Luis

Jota Ele dijo...

Una tormenta furiosa es un espectáculo inenarrable, excepto para ti, que nos sobrecoge pero nos atrae.

Yo también prefiero verlas desde el "burladero". Gracias a Díos, tu te expusiste para regalarnos tan poético relato.

Un abrazo, Luis.

ruma2008 dijo...

Las nubes parecen envolver la tierra.

La magnífica vista es deslumbrante.

un abrazo.