GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

domingo, 19 de mayo de 2013

La canción de un río: El ARCOS



Camino solo por tierras de Teruel. Me gusta oír la canción de los ríos. Y quiero escuchar una vez más la corriente del río Arcos, que, en tiempos pasados, me fue tema literario. Y que mejor que orientar mis pasos por paisajes donde el tiempo se he detenido, y la naturaleza sigue despertando cada primavera, para brindarnos su colorido, su caudal de deidades, la coreografía galopante  del Arcos, brincando con delicia por escalones naturales.

La soledad, el caminar solo por estos bellos parajes de Javalambre, me hace sentirme dichoso, aislado  en el impar cónclave de  la naturaleza. No hablo con nadie. Pero la voz del del río la escucho claramente, como un coloquio que solo yo puedo disfrutar.




Añosos bancales labrantíos orillan el río. Y la vegetación, que se funde en copiosas choperas, acopia un delirio de verdes. Y al borde del camino mil plantas estampillan la regocijante  alegría de su colorido.

Asciendo por el camino. Al lado, el río. Que baja eufónico, espumeante, saltarín, entre tramos angostados. Voy acercándome a su nacimiento.




El paisaje serrano de Javalambre se abre, se engrandece, rozando los dos mil metros de altitud. Por su curso se moldea el nivel antrópico de estas tierras, donde los lugareños parcelaron su economía.

Se eleva culebreante el camino. Por la izquierda se rehunde el Arcos. Su curso es mocetón, alegre.





Estos grandiosos paisajes, donde el senderista es feliz, me hacen despertar siempre una emoción grande, profunda. El sentimiento se aviva, adopta coloquios con el agua, con las brisas, con el color de la tierra, con la fuerza parabólica de la roca, que forma excrecencias ninfáticas por el Buitre (1.957 m.).




La vena cristalina del Arcos, a pocos metros de su nacimiento, es gloriosa. Se acrece enseguida, suena entre danzas vigorosas, sorprendentes.

Y entre tanta soledad, entre la reciedumbre del paisaje, desolado paisaje de piedra gris,  genuinamente serrano, me siento feliz. La gracia del Arcos, recien nacido, contrasta con la austeridad del paisaje, de las altas peñas, formando parte su estructura de un domo anticlinal integrado por materiales calcáreos de edad jurásica.

Pronto la corriente se convierte en fuerza mordedora. Su cauce se define. Las aguas bajan rápidas. Y su rumor encandila al despeñarse entre saltaderos. Sus márgenes se adornan de plantas silvestres, de flores de radiantes colores. La tierra arcádica confina al Arcos. El cantil lo domina. 




Se encastilla de blasones naturales. Parajes de alta montaña pisados mil veces, de vivísimas ondulaciones, rameados de arroyos, de encrespados suelos de vertientes rápidas...

Río abajo, saltaron las truchas...




8 comentarios:

trotasendas dijo...

Que bonito está ese paraje, una primavera tan húmeda como esta sienta de maravilla a las montañas y ríos. No conozco ese río así que tendré que remediarlo jejeje.
Como siempre bonita entrada, saludos

Teresa dijo...

Preciosas fotos. Besitos.

trimbolera dijo...

Yo admiro esas hermosas fotografías, es como estar allí mismo y en el sitio perfecto para verlo por tus ojos. Besicos.

Dani Alcalá Almela dijo...

Ayer mismo vi un reportaje en Punt 2 sobre el Río Arcos, sus estrechos y sus paisajes, ahora leo tu magnifica entrada, ¿será una señal para que vaya a visitarlo? jejeje.

Un abrazo.

Emilio dijo...

¡Hola Luis! Preciosa reseña como todas las tuyas acompañada de preciosas fotos que lo rubrican. Una me ha encantado en particular: el rojo campo de amapolas. Primavera espectacular la que estamos teniendo. Aprovechemosla.
Un abrazo.

Luis G. dijo...

Gracias a todos.... Sino habeis hecho esta ruta aún, desde el nacimiento del Arcos, hay una ruta para ascender al Buitre, un dos mil muy vistoso entre el racimo de cumbres de Javalambre...

Saludos.

trotasendas dijo...

Vaya muy interesante esta opción Luis, me la apunto.
Saludos

LUIS MIGUEL, MARIA JOSE dijo...

Preciosa ruta! solo por como esta contada me gustaria conocerla, pero es que además nos muetras unas fotografias preciosas, para que no nos quede ninguna duda.
SAludos.