GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

jueves, 28 de febrero de 2013

Aquel verano...



Con esta serie de crónicas dedicadas al Pirineo recupero los recuerdos más vivos y queridos, casi siempre en compañía de personas cuya amistad nació y creció en el regazo de esta mágica cordillera, amigos que ya no coincidimos en andanzas pirenaicas, pero que seguimos en contacto a través de la comunicación de las redes sociales.

Las montañas, en todas, con la combinación de sus aspectos bellos, nos ofrecen este privilegio, de sentir y vibrar con el amigo a través de la actividad compartida, cimentando una relación personal afectiva  y reforzada en cada ruta. Ese es el encanto del montañismo, del senderismo… Como dice Agustín Faus: “Cualquier lugar y cualquier amigo de la montaña pueden dejarnos una huella suficientemente profunda para impactar vigorosamente en nuestro recuerdo”.


Aquel verano fue distinto para mí. Casi una semana pasamos en el reino del románico catalán. En el espectacular valle de Boí. Fueron días de ver lagos. De crestear alguna cumbre. De sentirnos felices en el grandioso marco del Parque Nacional de Aigüestortes. Taüll fue nuestro hogar. Nuestra base de operaciones. Y el descanso. El paseo.  Y la charla íntima cuando el crepúsculo tendía sus ramas de colores sobre los profundos valles.

Sí, fueron jornadas que sigo sin olvidar. Aún resuenan en mis oídos el rumor de las aguas torcidas, cabrilleando alegremente a la sombra de los esbeltos abetos, formando mantos cristalinos, transparentes, por donde nadaban confiadas las truchas.

Me gustaba tenderme sobre la mullida hierba de los coruscantes prados, teniendo muy cerca las vacas, que me recitaban el sordo lenguaje metálico de las esquilas. Y veía correr las nubes, empujadas por el patriarcal viento de las cumbres, allí donde la nieve se aposenta en invierno y crea su reino, formando velos de novia e imágenes fantásticas, haciendo recrear el hechizo con hilvanes de ignotas aventuras; un universo intacto, donde la sensación de libertad es total y alboroza el corazón.









5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Luis.
¡Que recuerdos más bellos nos traes!.
Estas fotografías son para enmarcar.
Una delicia irme e dormir con estas imágenes en mi mente.
Dulces sueños.
Un abrazo, Montserrat

Sara dijo...

Dios mio Luis...que ganas me han entrado de escapar al Pirineo...que fotazas más preciosas, hay dos que me encantan sobremanera...parece El Tirol. Gracias Luis por acercarnos siempre estos parajes tan deliciosos, y que a mi me dan tanta paz y me aportan tanto bien.
Mi abrazotedecisivo y sigue tumbándote sobre la mullida hierba.

trimbolera dijo...

Fotografías para hacer cuadros !!!!
Tienes alma de poeta y ojos de águila.
Besicos.

Goriot dijo...

Luis: Esta frase que tú escribes dice mucho:"Aún resuenan en mis oídos el rumor de las aguas torcidas, ". Nos sirven los recuerdos para cuando dejemops de viajar.
Un abrazo.
Goriot.

Rose dijo...

Nossa! que magníficas paisagens e descrição! Um cenário de sonhos, muito lindo! adorei. Sigo para não perder o caminho de volta. Linda semana!