GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

domingo, 27 de enero de 2013

En la sierra d'En Garcerán, entre reliquias vegetales y paisajes barridos por un viento enrabiado




Arribamos  al último sábado de enero y llegó la ocasión de realizar una ruta inédita para el grupo por la castellonense Serra d’En Garcerán. Y que mejor que echar mano a la cordial información que nos facilitan otros compañeros senderistas en sus respectivos blogs. Y el objetivo era ascender a la mayor altura de la sierra, el Tossal de Saragossa, de 1.078 m. de altitud, que constituye,  por su posición,  una atalaya ideal para obtener una de las mayores panorámicas del Maestrazgo.

Nos reunimos en esta ruta seis amig@s, con ganas de disfrutar de la jornada excursionista. Pero, aunque los pronósticos para este sábado, eran  que el viento iba a soplar muy fuerte, fue tal su furia, llegando a alcanzar los 118 km. por hora, que nos impidió desarrollar toda la ruta, como teníamos previsto.

Eso sí, una vez más gozamos con la excelente compañía de los amigos, de la charla y de todo lo que pudimos ver.

Pasamos por el núcleo poblacional de Els  Rosildos,  para llegar al punto de inicio de la ruta, en el mas d’En Pollo,  localizado en el acceso al barranco de la Roca Roja. Formamos el grupo Carmen, Pilar, María José, María Angeles, Angel y Luis.

Y a la hora convenida partimos para encontrar nuevas emociones en la naturaleza, para contemplar el cielo, las montañas, los campos las rocas, los árboles, los verdes, los ocres…. Y ver unas tierras llenas de proezas del pasado, con todas sus reliquias patrimoniales, remodeladas por ramblas y barrancos.

Pero, como digo, el viento reinó sobre nosotros y su fuerza e ímpetu nos dominó totalmente. Cuando llegamos a Els  Rosildos el cielo estaba encapotado por encima de la Serra d’ En Garcerán. Además, unas cuantas gotas de lluvia caprichosa centellearon entre almendros floridos. Pero cuando empezamos a caminar, el viento barrió las nubes y asomó el sol, que, sin el acoso del viento, nos hubiera brindado un día espléndido.

Y metidos en el barranco de la Roca Roja pronto empezamos a disfrutar de sus tesoros botánicos, de sus formaciones geológicas. Pasamos, enseguida de adentrarnos en él,  por dos paneles, que informan de la serie de escaladas en bloc, con sus nombres y graduación,  que se pueden practicar en este tramo inicial del barranco.

Un magnífico sendero nos elevó por el barranco. Pasamos delante del pozo Domingo. La vegetación es extraordinaria, entre formaciones rocosas que asoman por los altos, como la cresta dels Murons. Cruzamos pedreras, subimos por ellas con tramos de mayor desnivel y dureza, mientras la vegetación acompañante es prodigiosa, entre carrascas, enebros, romeros, musgos y numerosos  ejemplares de arces, que mostraban el incipiente crecimiento de sus hojas.

Al llegar cerca de la cabecera del barranco, la vegetación, sobre todo de encinas,  forma sombrajos asombrosos. Mientras como vegetación relicta aparecen un buen numero de tejos, de globuloso y verde ramaje.

Pero otra vez el viento arreció con fuerza al llegar al despejado Pla de la Creueta, donde se localiza un poste vertical del PR-CV 349. Lo seguimos en dirección a Serra d’en Garcerán, con la idea de ascender al Tossal de Zaragoza. Pero eran tan fuertes las rachas de viento, que por los altos se encolerizaban más. Y como pudimos nos acercamos al punto donde nace el sendero que conduce a la cumbre del tossal. Y en este problemático avance, me acordaba de un proverbio hindú, que dice: “No hay árbol que el viento no haya sacudido”. Ni arbusto, vaya!!; todo estaba dominado por el viento,  que nos llevaba a remolque. Queríamos avanzar,  tratando de caminar contra él, pero era una “misión imposible”. El viento se oponía rotundamente  a nuestro ascenso. Aullaba lastimero. Y podía echarnos fácilmente al suelo. Y… desistimos con buen criterio,  de subir a la cumbre.

Vuelta para atrás, al collado de la Creueta nuevamente. Y seguimos el marcado sendero  en dirección a la Serratella. Pero en las despejadas lomas Eolo seguía mostrando su endiablada combatividad, flotando  sin remordimientos con nosotros. Me parecía que se mostraba como  un personaje mitológico, capaz de desorientarnos. Teníamos que almorzar. Y como un refugio seguro localizamos,  relativamente cerca, al lado de la Bassa del Bosch, una caseta de buena hechura, construida de piedra seca, donde dimos cuenta de un reparador y plácido almuerzo, resguardados de la furia del viento y disfrutando de las inigualables “vistas” desde la caseta. Vamos, como si estuviéramos en un hotel. Son estas casetas una inventiva del pasado, un legado cultural muy presente en los espacios naturales del Maestrazgo, que usaron la técnica de la piedra, unidas   unas piedras sobre otras y trabadas sin más sustentación que su propio peso y la forma de su construcción, acondicionando su interior con estabilidad y firmeza.

Teníamos que seguir. El viento resonaba aún más. La visibilidad, eso sí,  era excelente. Y retrocedimos hacia el barranco de la Roca Roja, para bajar nuevamente por él, desechando continuar por la ruta circular, donde,  por las despejadas vertientes orientadas a poniente, el viento  hubiera obstaculizado enormemente nuestro avance.

Al llegar a los coches, en el mas d’ en Pollo,  quedamos en que volveríamos con mejor tiempo a hacer esta ruta, pues nos pareció que reúne una notable calidad excursionista.

 Nuestra batalla contra  el viento quedó arriba, en los alcorces del Tossal de Zaragoza.



 GALERIA DE FOTOS DE ESTA RUTA





















16 comentarios:

Riquelme dijo...

Hola Luis:
Que pena el no poder acabar la ruta, pero con esas condiciones mejor dejarlo para otra ocasión, así podré acompañaos ya que en esta no ha sido posible.
Saludos

Abilio Estefanía dijo...

Hola Luis, con el viento en contra es difícil la ascensión y el sentido común os hizo desistir en vuestro intento de culminar el punto mas alto y con esta disculpa seguro que volvéis para disfrutar de esos parajes que por lo que muestras en las fotos es esplendido para el senderismo.

Un abrazo

xavier dijo...

Hola Luis:

El vent sempre fa companyia a la Serra d'en Galceran, però els dies de vent fort no és massa agradable caminar, encara que a vegades eixos dies es veu Mallorca (no molt bé, tot s'ha de dir) i la vista compensa el risc.
Com a exemple, conten als Rosildos que quan feien la carretera de la Serra al coll de la Bandereta els dies de vent no podien treballar.
De tota manera vau fer la part més interessant de la ruta.

Remei dijo...

Mejor no arriesgar Luis...de todas maneras la ruta que habéis hecho es buena y veo en las fotos que es preciosa.
Ya tendréis tiempo de hacer la circular amigo!

Un abrazo y buena semana!

Pakiba dijo...

Impresionante.

Emilio dijo...

¡Hola Luis! He oido hablar tanto de la Sierra como del Saragossa y siempre he tenido el hormigueo de acercarme por la zona. En las fotos aparece precioso el lugar. Aunque hayais recortado el recorrido, ha valido la pena de todas formas. Más vale prevenir que curar.
Un abrazo.

Carmen M.G dijo...

Hola Luis.
Magnifico lugar y fotos. Lastima que el temporal no acompañara. Seguro que la proxima sera la vencida.
Un abrazo.
Carmen.M.G

Luis G. dijo...

La verdad, amig@s, que no era nada agradable caminar... Disfrutamos mucho del barranco. Vaya barranco más chulo. Vimos que es una sierra muy concurrida, y las vistas son impresionantes hacia el interior y el mar.... Volveremos muy pronto, para completarla.

Abrazos a tod@s.

Jose dijo...

Hola Luis
El viento creo que está trastocando las rutas de muchos de nosotros, pero bueno tengamos paciencia.

Excelente ruta esta de hoy y unas fotos inmejorables.

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Sara dijo...

Que cielos, que viento...que rutas...¡¡que letras!! y esa imagen del grupo ahí, en el chozo refugiaditos...y toda la galería, un placer Luis es caminar contigo en estas rutas de invierno, otoño o primavera, un placer tu compañía y tus experiencias.
Mi abrazotedecisivo amigo

Toñi Jordán dijo...

¡¡Que foto mas bonita!!
¿Ese cielo existe? ¡¡que colores!! PRECIOSO!!

Muchas veces es mejor retirarse a tiempo, y volver de nuevo en otra ocasión, en la que se disfrutará plenamente de la ruta...
Además, el monte no es "atrezo".... siempre estará ahí... esperando nuestras botas...

Un beso.

tanci dijo...

Luis, el olor de los enebros, de los musgos... de toda esa naturaleza llega hasta aquí. Cuánto me gustaría perderme entre esas reliquias naturales y caminar por tan bellos senderos que contínuamente patean tus pies. Un abrazo y también al resto del grupo.

El rincón de Ceditas dijo...

Precioso lugar!!! Es un placer pasear a través de tu mirada.
Un abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Luis, es cierto estos días ha hecho mucho viento, hasta en los jardines de donde vivo yo, arrancó una palmera de cuajo.
Hicistéis una excursión muy hermosa y las fotografías te quedaron de cine.
Gracias por compartir tanta belleza.
Un abrazo, Montserrat

trotasendas dijo...

Hola Luis, hicisteis bien en dar media vuelta. Estuve como sabes hace poco por allí y me puedo imaginar como debió correr el aire al salir de barranco, ufffff. Por lo menos pudisteis disfrutar del barranco de la roca roja , toda una delicia. Bueno ya volveréis con mejores condiciones metereológicas que esa no se mueve de allí jejeje.
Saludos

Pablo dijo...

Hola Luis, una pena el fuerte vendaval de estas semanas, pero seguro que lo cogeréis con ganas la próxima vez. Nosotros estuvimos al día siguiente en la sierra de enfrente, la Serra de Esparraguera y nos hizo un día fantástico. Hay que ver lo que puede cambiar el tiempo en sólo unas horas.

Ánimo y a repetirla.

Un saludo.