GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Vivas y amplias coloraciones en el barranco de la Maimona




No la conocía y ha resultado ser una ruta impresionante, sorpresiva en términos excursionistas. El tramo más pintoresco y espectacular discurre por el fragoso cauce del barranco de la  Maimona, en el término de Fuente la Reina. Un magnífico sendero caracolea por la margen derecha de este barranco,  que ya infla el roquedo y que tan soberbio se muestra con su colección de acantilados cerca de Montanejos. Un sendero que une la fuente Pierres con Fuente la Reina.

Además, se convierte en una ruta circular, con una distancia aproximada de 14 kms., entre las poblaciones de Villanueva de Viver y Fuente la Reina. Parte desde la ermita de San Martín de Villanueva de Viver. Sigue la ruta inicial por pista. Se aboca a otra. Se sigue por la izquierda. Y en pocos minutos penetra en una pinada. En la misma linde, por la izquierda, nace un sendero abierto entre muretes de piedra. Este sendero o antiguo camino de herradura, va descendiendo entre bancales abandonados. Cruza la partida del Sabinar, donde proliferan sabinas, enebros y pinos. Atraviesa la despejada línea de un tendido eléctrico y se aboca al cauce del barranco de la Maimona. En el paraje donde termina un camino, que arranca de la cercana carretera CV-208, se ubica la fuente Pierres, de abundante caudal. La vegetación de ribera es copiosa, enriquecida por  tropillas de chopos, que desmayan sus desnudas ramas. Las hojas de los chopos alfombran el suelo, donde el sol también dibuja lunares de oro. El agua se remansa plácidamente, ofreciendo un aspecto esmeraldino precioso. 

Y en este punto nace el sendero citado en el primer párrafo de este escrito, bastante marcado, con una buena labor de limpieza. Y al seguirlo,  por el corazón de la Maimona, te maravilla todo. Las carrascas de tronco rugoso, las plantas trepadoras, el ramaje retorcido de los arbustos, los rincones donde resplandece el musgo, los cinglos nimbados de luz. Y el sendero se acerca al lecho del río, donde el agua se detiene, cristalina, invitando al baño en…  ¡verano!...

Saboreo el olor de las plantas. Sus tonos ramificados. Escucho el rumor del río, delicado, sutil…. Vaya sendero!!! Rico en matices, amable en su charla con el senderista, aunque también tienes que prestar atención en algunos puntos… Y se desboca el sol por las paredes opuestas. Los puntales se crecen, al igual que las protuberancias en los desplomes rocosos…  Todo es belleza en el barranco de la  Maimona, una belleza salvaje que me atrapa, como los colores de los rebollos, de las carrascas….Unos colores petulantes, briosos,  en vísperas de la Navidad….

Y el sendero se desliza por debajo de túneles de verdor, buscando el cobijo de las sombras, de las rinconadas de espesa vegetación… La marcha se adentra por un terreno calizo, pedregoso, sorteando bloques desprendidos de los cantiles superiores…

¡Zing!.... El chillido de una cabra montesa me hace despertar de mi contemplación emotiva del entorno de la Maimona…. Hay varias. Y observan mis gestos curiosas……Y las fotografío. Y sigo el precioso camino de herradura, que se acurruca al pedregoso terreno…

Y llego a Fuente la Reina. Entrando por la fuente Las Mangraneras, las  casas tienen la absorbente imagen de asomarse sobre la estela de la carretera. Subo sus empinadas calles, hasta que vuelvo a retomar la carretera, que me ofrece una pintoresca imagen de este pueblo de la comarca del Alto Mijares, tras salir de él por la calle Barcelona. Sigo hacia Villanueva de Viver por la carretera. Y  unos setenta metros antes de llegar al acceso cementado del cementerio, tomo por la derecha un sendero,  que me baja al barranco La Graja. Es un sendero balizado con pintura blanca y amarilla. Ancho, de buen andar. El pinar se espesa y cobra su auténtico valor botánico por las faldas de la sierra de Montalgrao o de Pina. El encaje de pinos se adensa. El sendero salva y cruza el collado Lepo. Sigue la ruta por camino, sorteando los calveros pardos de las tierras. El encaje de un pinar de erectos troncos crea sobre la pinocha  un mar de sombras espesas, como una caligrafía solemne. Se sale del pinar y surge una bifurcación. Sigo por el ramal de la derecha, que pronto entronca con el camino de la ida, después de salir de la ermita de San Martín, a donde me acerco, mientras Villanueva de Viver despierta su blancura a la luz de sol, que se recuesta sobre los hastiales y repechos de Santa Bárbara de Pina.


















10 comentarios:

trimbolera dijo...

Espectaculares fotografías y además con los reflejos a punto para poder "cazar" a las cabras.
FELIZ NAVIDAD !!

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Luis.
Que maravilla.
Tus fotografías huelen a campo.
Preciosas.
Un abrazo, Montserrat

Pizarro dijo...

PRECIOSO REPORTAJE Y MARAVILLOSAS IMAGENES
FELIZ NAVIDAD
SALUDOS Y ABRAZOS

Andamontes en blog dijo...

Muy bonito, Luis!
Fotos preciosas y un color otoñal que no quiere despedirse!
Un abrazo!

Emilio dijo...

¡Qué preciosidad Luis! Seguro que recorreré este precioso sendero por esas tierras del Alto Mijares que tanto me gustan y que ,por lo que veo en tus fotos, en esta época desbordan aún otoño por todas partes.
Un abrazo.

Begoña S.R. dijo...

Todo un lujo poder disfrutar a través de tu reportaje del colorido otoñal del barranco de la Maimona

FELICES FIESTAS, caballero andante!

Un besazo

Toni Ibañez dijo...

Hola Luis de momento me tengo que conformar con caminarla contigo en esta entrada, pero ganas me quedan de andarla personalmente. Fantástica.
Un abrazo, nos vemos en el camino

kanet dijo...

Impresionante Luis, tanto las letras como las imágenes, son muchos kms (al menos para mi) pero es un camino lleno de encanto. Me gusta caminar sobre una alfombra tan mullida como ofrecen en estos días los caminos, paseos, parques, etc... y oler el aroma que desprenden las hojas cuando están en el suelo.
Felices fiestas para ti y todos tus seres queridos, besitos azules a manos llenas, muasssssssssss♥

Paco Sales dijo...

Precioso reportaje amigo Luís, deseo que el 2013 sigamos disfrutando de tus incansables paseos por tan bellos lugares. Un gran abrazo amigo mío y que pases unas felices fiestas en compañia de tus seres queridos

Jayja para tí... dijo...

Dios! amigo, que maravilla de fotos, senderos sin destino? yo diría senderos con esencia... te felicito amigo, que toda esa belleza quepa en tu pecho, que tus ojos bendigan lo que ven y que tu alma sea capáz de volar, pero por encima de todo de amar...un feliz año tu amiga Jayja