GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

martes, 27 de noviembre de 2012

Por los vertiginosos escarpes del castillo del Buey Negro




He vuelto a la Muela del Buey Negro. Y otra vez he contemplado los restos de un castillo, que,  por su posición estratégica, debió ser imponente. Emplazado en una larga plataforma sobre el ahondado curso del río Villahermosa. Componiendo una postal muy atractiva, singular, sobre elevados accidentes geográficos: cornisas, ventanas, paredes verticales, despeñaderos.... 

Me gustan los paisajes de río cuando se armonizan entre congostos, desfiladeros.... Y esta vez, en el Buey Negro se conjugan con la historia. Y aún se aprecia el valor de la misma, la construcción de un castillo en una geografía inhóspita y muy difícil.

Hay un sendero local que permite hacer una travesía preciosa, de notable valor excursionista: El SL-CV 91,  partiendo de la población de Argelita. Hay postes de seguimiento y balizas durante todo el recorrido. Y se puede ver nuestro objetivo, identificado por la franja rocosa donde se asientan los restos del castillo y una edificación construida de piedra. 

Por la meseta del castillo anduve entre ráfagas fuertes de viento, que se pavoneaba a gusto. Eran rachas de viento frío. Orillé los lienzos, la muralla, las ruinas sombrosas del castillo. Me subí a algunas rocas colgadas sobre el pavoroso abismo para ver mejor todo el paisaje orbital, su belleza, su gracia, su poderío... Y decliné subir a la cima, para asomarme a los vertiginosos escarpes que se emplazan sobre el sinuoso curso del río Villahermosa. Volveré con mis amig@s senderistas para hacer la ruta integral. Y disfrutar de los valores históricos y naturales  que atesora esta espectacular ruta.















6 comentarios:

MORGANA dijo...

Mi querido Luis,realmente impresionantes las fotografías que hoy nos traes,debió ser una fortaleza increíble.La ruta parece difícil ,por lo escarpado del entorno.
Abrazos y cariños.

trimbolera dijo...

No es necesario viajar a la otra punta del mundo para ver maravillosos paisajes, basta con buscarlos aquí y MIRARLOS. Cuídate las rodillas que son las que más sufren. Besicos.

Sara dijo...

Impresionante Luis, bien vale detenerse, contemplar y disfrutar de tanta belleza grabada en piedra, grabada en naturaleza viva.Esto hace que uno llegue a casa con una satisfacción especial al estar en contacto directo con la naturaleza, aunque sea abrupta y dura, como lo son esos hermosos paisajes que hoy nos regalas en tus senderos sin destino. Vaya fotazas, y vaya letras. Te dejo mi abrazotedecisivo lleno de afecto, que llegue hasta tu Levante.

Andamontes en blog dijo...

Impresionante, Luis!
El viento helado no ha sido impedimento para tu aventura y qué aventura! No lo conozco pero por las imágenes, no me importaría acercarme a este paisaje tan genuino, tan vital.
Un abrazo!

Abilio Estefanía dijo...

Hola Luis, bonita zona esta del Buey Negro y con la "pista" de que un castillo existió ahí, lugar bien resguardado del enemigo, al tener que subir por esos cortados.
No me extraña que quiera volver de nuevo acompañado de tus amigos, para compartir tan estupendo lugar.

Un abrazo

Dani Alcalá Almela dijo...

Hola Luis.

Esta ruta la tengo muy reciente y tengo que decir que me sorprendió muy gratamente, los paisajes salvajes y el precipicio de la muela sobrecogedor.

Un abrazo.