GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

martes, 23 de octubre de 2012

Por Benassal, entre nieblas, lluvia y monumentales robles





El cielo de Benassal parecía soñoliento. Estaba totalmente encapotado. Las nieblas lluviosas se espesaban por las montañas de alrededor,  como un extenso paño gris. La noche anterior había llovido a gusto.

La tierra estaba empapada de humedad. Una humedad que se reflejaba en las calles de este pueblo medieval.

Acudí con la mejor compañía posible, la de Carmen D. Y disfrutamos visitando este pueblo medieval. Nos gustó el recorrido que desarrollamos por esta encantadora población. Y tuvimos un feliz e inesperado encuentro con los amigos senderistas María José y Vicente, que formaban parte del encuentro en Benassal “Otoñal 2012”, convocado por el dinámico Paco Carrera.

Tras el sosegado almuerzo, visitamos la magnífica exposición “Parant el temps”, sita en los locales de la Tourist Info. Imágenes del pasado, presente y futuro de este pueblo. Una muestra realzada de belleza a través de sus gentes, edificios, calles y tradiciones.

En la planta superior contemplamos la obra del poeta y gramático Carles Salvador, una figura emblemática de las letras valencianas.

En la pastelería del pueblo, hicimos selecto acopio de pastelitos y bizcochos, marca de la casa.

Dejamos atrás Benassal, nos elevamos por la carretera que conduce a Culla y penetramos en las fauces de las nieblas. Así,  con la compañía de esta condensación vaporosa, recorrimos maravillados el espléndido bosque del Rivet, formado por frondosos ejemplares de robles valencianos y enormes carrascas.

Las nieblas tomaban cuerpo en el denso bosque. El ambiente era mistérico, ceniciento, subyugante…

Llovía. La tierra estaba empapada. Las gotas se desprendían del copudo ramaje del arbolado. Los matorrales perfumaban nuestro paso por las serpenteantes sendas, por los calveros, que aparecían engolosinados entre rodales espesos de hierbajos.

Unas ráfagas de brisa fresca se descolgaban de las enormes carrascas. Y el otoño iba triunfando por las airosas choperas.

Rivet. Tiene vida, engancha. Los colores del bosque son espectaculares, entre una embajada de verdes, a la espera de la otoñal embajada ambarina. La pinocha formaba una capa mullida, donde la primavera estalla en mil colores. La fuerza de la arboleda magnetizaba nuestros pasos, compartidos, como amigos del silencio, como un soplo inmortal.

Mientras dejábamos atrás Benassal, en viaje de regreso a Sagunto, el frente de montañas y bosques que retozan por Ares seguía entoldado por las imperturbables nieblas. Una lluvia que se precipitaba ansiosa y tenaz sobre la tierra, nos acompañó casi toda la vuelta, turbando el silencio de los campos, y llenándolo de arpegios húmedos, esponjosos y frescos.








Foto cedida por la Oficina de Turismo de Benassal


Foto cedida por la Oficina de Turismo de Benassal



13 comentarios:

Jose dijo...

Hola Luis
Es una gozada caminar por la montaña cuando la encontramos así como tú la describes, totalmente húmeda y con esos olores característicos del otoño....ya tenía ganas que llegara esto!!!

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

trimbolera dijo...

Esos húmedos bosques, misteriosos con la niebla, hacen dudar si las hadas existen. Preciosas fotos, muchas gracias.

MORGANA dijo...

Ppasear por el bosque con los bellos colores del otoño,debe ser precioso.
Un paseo de lo más relajante y al final..los pastelitos.Se me abrió el apetito.
Besos,Luis.

Sara dijo...

Luisssssssssss que bonita ruta, que felicidad se respira por esos lares, rodeado de esa hermosa naturaleza y rincones, y tú que bien nos lo cuentas todo; por un momento pensé que íbamos a tu lado. Nosotros por fin, hemos salido al monte, hemos respondido muy bien después de tanto contratiempo, y si todo sale como es debido recibiremos el estallido de color otoñal en el pirineo de navarra, muy prontito.
Abrazotedecisivo y cuídate mucho, buen miércoles Luis.

Emilio dijo...

Bonito otoño en Benassal, Luis. Esperemos que se afiance del todo para que los ritmos de la naturaleza no se alteren demasiado y continuen por su cauce habitual.
Un abrazo, amigo.

trotasendas dijo...

Hola Luis , Benassal siempre es una buena opción para pasar un buen día y sobre todo ahora en otoño. Pasear por esos bosques primigenios de robles y encinas ofrece una sensación indescriptible.
Saludos

Francisca Quintana Vega dijo...

Venir a este blos es como abrir una ventana a la naturaleza...mientras lees, parece que el aire puro nos permita respirar mejor. Buena narrativa y bonitas fotos. Un saludo

tanci dijo...

Con lluvia, con nubes, con cielos cubiertos, con sol o sin él...siempre tus palabras junto con tus fotos tienen una magia encantadora que dan ganas de pasear por esos mismos senderos. Incluidos pastelitos y demás. Un abrazo Luis.

auroraines dijo...

Hermoso paseo Luis, conociendo los lugares que vas mostrando tan bien, transportan tus palabras a la niebla otoñal, el paisaje, las fotos reflejándolo, todo excelente. Gracias!
Ya sabes que cada nombre, cada pueblo, cada historia, la vegetación y sus perfumes, hasta la brisa me fascina como lo decís.
Un beso

teca dijo...

Tantos passeios bonitos que você faz e nos conta... momentos de sonho...

Bom fim de semana, Luís.
Beijo carinhoso e uma flor.

MA dijo...

Hola de nuevo amigo Luis...
de nuevo por tu blog leyendo tus estupendos y culturales post
y disfrutando de la belleza de tus imágenes.

Besos de MA y feliz día.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Luis.
La belleza de un día lluvioso en plena naturaleza.
Todo un lujo.
Yo ahora estoy en el ordenador, viendo chispear desde la vebntana que tengo al lado, pero me gusta más este reportaje tuyo, que me hace disfrutar de la naturaleza sin mojarme.
Estupendo.
Buenas noches.
Un abrazo, Montserrat

Ana Mínguez Corella dijo...

Hola Luis!!!.. Qué bosques tan maravillosos.. Muy bonitas imágenes.. Un cordial saludo..