GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

sábado, 8 de septiembre de 2012

ENTRE DOLINAS, UN SENDERO VERTIGINOSO Y CABALLOS





Griegos. Sierra de Albarracín. 9 h. de la mañana. Voy en busca de las espectaculares dolinas que quedan cerca de esta población. Constituyen un alarde geológico único en todo Aragón. Son unas depresiones que parecen un cráter, a causa de la disolución de las calizas. Sus dimensiones son gigantescas. De ahí su espectacularidad. Sus rasgos morfológicos son impresionantes.

Comprobé a lo largo de la ruta que la señalización vertical, con indicaciones de la ubicación de las dolinas,  es muy defectuosa. El tiempo ha deteriorado los postes. Habría que renovarla.

Salgo de Griegos por la fuente de los Novios. Enfrente, se abomba el monte Codes, donde se emplazan las dolinas. A ambos lados del camino se espigan los cardos, flameando su color canela. El camino empalma con otro,  formando una cruz. Sigo por la derecha en dirección a Villar de Cobos. Un  señalizador indica “Dolinas”. Subo por un camino. Los perfumes de las sabinas rastreras son penetrantes, jubilosos. La cuesta es larga, pero se enriquece a medida que se gana altura con bosquetes de pino albar, y con  el suelo salpicado de humus.

Con calma inalterable puedo disfrutar del paisaje que me rodea. Mis ojos descansan con plenitud en cada detalle. Enfrente, la Muela de San Juan levanta su verde fisonomía, poblada enteramente de pinadas, con los recios esperontes de algún escorzo roqueño, formando una extensa plataforma por encima de los 1.800 m.

El camino remonta la pendiente. Sigo en dirección a Villar del Cobo, para dejarlo más adelante y por la derecha adentrarme en la inclinada ladera,  por donde se ubican las dolinas. Sorteo los tapizados de la chaparra y localizo la primera dolina. Su embudo y el tamaño impresionan. Cerca, queda otra, casi unida a la primera en la pendiente del terreno. Su tamaño es muy notable, estando poblado su fondo por una tupida formación de pino albar.

Vuelvo a alcanzar el anterior camino, mientras observo restos de pequeñas dolinas. Abajo, en la paramera, veo la cinta azul de la carretera que se dirige a Griegos. Las navas  adquieren tonos formidables, entre ocres, verdes y amarillos. La cubierta vegetal por donde camino está formada por la olorosa chaparra, tomillos, potentillas y espinos.

El camino, en su descenso, conecta con la última dolina, mucha más extensa que las anteriores. Su diámetro puede alcanzar los 500 m. Las laderas están cubiertas por chaparra, mientras el agrisado fondo se abomba entre un denso y desnudo guijarral.

Decido acercarme a Villar del Cobo. Es la una de la tarde y el cielo se iba cubriendo de apelmazados cúmulos. Algunos nubarrones negros viajaban decididos hacia el NO, por donde iba por la pista.

-Dentro de pocos minutos lloverá, me digo. Pero llego, sin complicaciones del tiempo,  al pueblo. Me refresco en una fuente y busco el señalizador del PR-TE1. Sigo este sendero,  que va ganando altura entre lazadas continuas. La forma del cañón es impresionante, con sus desplomados farallones, por donde serpentea el cauce acuchillado del río Guadalaviar. La ladera es sumamente resbaladiza,  enfajada por una sucesión de cornisas resistentes, elaboradas en las litologías calcáreas del Cretácico superior.

Empieza a llover, precisamente cuando estaba en el tramo más comprometido del escarpado cañón. Las gotas van humedeciendo el ligero rastro del sendero. Y enseguida el ruido ensordecedor de la lluvia me hace recobrar la sensatez. Seguir avanzando por el PR es una temeridad. Únicamente la delgada faja del sendero permite desarrollar la lentísima cadena de pasos. A mi izquierda quedaba una ladera vertiginosa, que tenía su apogeo en un vacío terrorífico. Un  resbalón, un probable tropiezo por tan pedregosa ruta,  integrada por piedras sueltas,  significaría una caída mortal. Así que decido volver al pueblo y realizar este tramo por la carretera. Tres km.,  emparejada al seco cauce del barranco de Búcar, formando una sinuosa hoz,  hasta empalmar con la carretera que une Guadalaviar con Griegos.

La lluvia cesó cuando me acercaba a este empalme. Una vez alcanzado, sigo de frente, tomando un camino con la indicación de la fuente Coveta. A los pocos metros, paso delante de la pequeña ermita de la Magdalena. Cuatro pequeños chopos montan guardia delante de la fachada. Cruzo una portera y me adentro en el área recreativa de esta fuente.

La fuente parece la diosa del umbrío paraje, recreado de mesas y asientos. Bebo de sus frescas aguas, que se deslizan por las mejillas, bañando la garganta y empapando mi blanca camiseta.

Remonto el camino que cruza este paraje y arribo al GR-10.1. Una pista y la pintura blanquiroja den sendero me llevarán a Griegos, entre frondosos pinares, praderíos bucólicos,  donde pastan los caballos,  y verdes sonrientes que me llenan de dicha y felicidad este último tramo de mi ruta por tierras de Griegos y Villar del Cobo.

Datos de la ruta:

Tiempo, con paradas: 5 horas, 20 minutos.
Distancia: 16 km.
Desnivel acumulado: 220 m.


Fotos de esta bellísima y variada ruta:




























19 comentarios:

Fuat Gencal dijo...

Muhteşem resimler, çok güzel bir paylaşım teşekkürler..

Saygılar.

Raquel dijo...

Totalmente deacuerdo con la descripción "bellísima y variada ruta". Excelentes fotos y preciosa entrada.
Saludos.

Andamontes en blog dijo...

Hola, Luis!
Veo por tus palabras que saboreaste este rincón de Teruel, de lo lindo! En tan poco espacio físico, tántas cosas que ver, que sentir.. Imagino que la máquina de fotos la recalentarías, como me pasó a mí.. disfruté como un enano!

Un abrazo!


Luis G. dijo...

Y tanto Andamontes... Salían chispas
de la máquina... Y más en el PR....Endemoniado!!!!

Muy buena ruta...!!!!

Un abrazo!!!

Rafa Santander dijo...

Impresionante recorrido el que nos has echo disfrutar.
Una pasada con unas fotos estupendas.
Un saludo

trimbolera dijo...

Que recorrido más bonito, me encanta seguirte por estos caminos, lástima de que lloviera!

teca dijo...

Fiquei encantada com os detalhes dessa rota... um lugar pequeno, com tanta beleza... tanta maravilha para se ver e sonhar...

Beijo carinhoso.

Remei dijo...

Amigo, gracias por esta dosis de vida, de optimismo y de buena fotografía...la narrativa impecable.

Luis, he disfrutado muchísimo esta entrada...hay algunas fotos que me ponen la piel de gallina.

Un abrazo!

tanci dijo...

Unas fotos soberbias para una ruta llena de encanto y natuarleza. Siempre nos deleitas con buenas palabras para tus trayectos. Gracias por compartir tan buenas vistas.Un abrazo

Pizarro dijo...

Preciosa y linda ruta nos da a conocer con estas imagenes.
Ayer te comento pero no me dejaba.
Saludos y abrazos.

Juan Carlos Martín dijo...

Espectacular el reportaje con esas enormes dolinas y ese paisaje que te atrapa.

Un abrazo.

El rincón de Ceditas dijo...

Es un placer pasear contigo por esos maravillosos lugares. Un post excelente Luis.
Un abrazo

Abilio Estefanía dijo...

Hola Luis, que buen acierto fue el dar la vuelta ante el sendero mojado.
Sin duda es una ruta muy bonita y asequible por la sierra de Teruel y que cuando estuve pro allí no conocí. Cachis, de haberlo sabido.

Un abrazo

Luis G. dijo...

Ah...!!!! amigo Abi, es preciosa.... pero ese sendero..... jolines, me hizo subir la adrenalina a tope... Me encerró en una trampa..... Salí "por piernas", jejejejejje.

Un abrazo.

Y gracias a TOD@S: POR COMENTAR.

Jose dijo...

Hola Luis
La mezcla de tus palabras y esas preciosas fotos me hacen ver que esta es una ruta espectacular y que además tú la has disfrutado intensamente, gracias por compartirla.

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Teresa dijo...

Luis, que precioso reportaje, haber si algun dia puedo ir. Besitos.

Francisca Quintana Vega dijo...

¡¡Qué maravilla!! Me encantan las fotos....y la narración de la ruta. Un saludo.

Sara dijo...

Si estuve por allí hace nada....que tierra hermosa, que parajes...he de volver porque a Griegos no nos dio tiempo ir aunque si que lo miramos para hacer....pero demasiado calor y ahora veo que por fin el agua remojó aquella tierra....era tan necesario....decisión muy bien tomada la de retirarte de este trozito del camino que tanto peligro entraña al estar mojado, muy buena decisión. gracias por tu regalo Luis, gracias por tus fotazas del lugar, gracias por hacerme recordar a tan bella tierra que hace nada acabo de dejar atrás...aunque impregna ya mi alma.
Abrazotedecisivo amigo

María José Rubiera dijo...

Cuánta belleza! Tal es la riqueza descriptiva y fotográfica con que detallas esos mágicos parajes que hasta da la impresión de estar in situ, recreándose en su contemplación. Gracias miles, Luis.
Un abrazo... Feliz semana!