GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

sábado, 30 de junio de 2012

EN SIGÜENZA



El viajero puso el aire acondicionado en su coche y le dio caña a los altavoces con las voces de Serrat y Sabina. Y sin sofocarse mucho en darle al acelerador, se coló a eso de la caída del mediodía en Sigüenza. 

Enseguida que aparcó bajo el sombrajo de una elegante arboleda, se fundió entre las gentes, y fue en busca del monumento más sobresaliente: La Catedral-Basílica.

Pero antes de entrar en el templo, detiene la mirada en su portada principal, que realza el estilo románico. Dos recias torres almenadas se alzan en los costados. Sus bases son cuadradas. Divulgan su caracter militar, unidas por una artística balaustrada.





Penetro en el interior. Tiene tres naves, un ábside en la cabecera donde se halla la obra más antigua de la catedral, que es la capilla mayor.

Naturalmente que visito la famosa capilla del Donzel, donde está el sepulcro de Martín Vázquez de Arce. El gótico flamígero es admirable. Vaya obra.

Y con la impresión recortada felizmente en mi espíritu viajero, salgo a la calle y paseo por la ciudad.

Tiene muchos monumentos y es ciudad que cumple espléndidamente su cometido de ciudad turística para el viajero, por ser señorial y porque las piedras reviven los salmos de la historia.






Sigüenza es serena, aunque los pasos sigan las asoportoladas plazas y las calles costaneras. Y las imágenes de las casas solariegas y palacios detengan la marcha para complacer la vista con sus portadas increíbles. Y arriba se ensalma la historia y el turismo. El Parador de Sigüenza se estableció en el alcázar, paradigma urbano, de una ciudad de obispos.



7 comentarios:

Abilio Estefanía dijo...

Hola Luis, desde luego Sigüenza es una de esas ciudades con aire medieval que son capaces de transportar al viajero a otro tiempo.
Es placentero pasear por sus calles.

Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Hace unos pocos años, que estuve en Sigüenza, y me llamó la atención sus edificios señoriales, su castillo, todo ello construido con piedra seca. las cales empedradas, y goce del ambiente de aquellas gentes mayormente
sencillos campesinos.

ya sea en caminadas o en coche, tu no paras MIguel. Que sea por muchos años
Un abrazo.

Emilio dijo...

¡Hola Luis! Es una maravilla pasear por ciudades y pueblos de España, como Sigüenza. En ellos se respira historia por todas partes y muchas de ellas aún conservan muy bien ese ambiente, en este caso medieval, que delatan su origen o época de mayor esplendor.
Un abrazo.

ANRAFERA dijo...

Ciudad con encanto la que nos acercas a través de tu "objetivo". Como bien ha dicho Abi, es todo un placer pasear por sus calles.
Un saludo.
Ramón

María Bote dijo...

Hace pocos años estuve en Siguenza, en su precioso Parador y quedé encantada, parecíame estar en el medievo, Luis.

Gracias por tu entrada. Besos. María

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Luis.
Gracias por esta información y bellas fotografías, ahora estamos comentando con mi marido de ir a visitarla.
Un abrazo, Montserrat

Francisca Quintana Vega dijo...

Saludos. Muchas gracias por su visita y comentarios. Como anécdota, le diré que comenté su blog hace bastante tiempo y estoy entre sus seguidoras...segunda fila octava columna,comenzando por la izquierda...esa es mi cara...jaja, aunque no es igual que la del abrigo blanco que sale en los comentarios.
Mi blog principal es "Desde los pliegues del alma" y el otro ""En la hora de las brujas"
Me encanta esta entrada suya...conocí Sigüenza hace años y tengo recuerdos preciosos, estuve en el parador con mi marido, por motivos de su trabajo. Su blog es muy interesante. Mi cordial saludo.Volveré, si Dios quiere.