GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

miércoles, 4 de enero de 2012

Viajando por España: Por los caminos del Júcar llegué a Cuenca



Este año quiero que sea más viajero para mí. Ver y contar. Lo de andar lo dejo con mis amigos, que también deseo sea un año senderista estupendo. Con lo bien que nos lo pasamos.
Así que ahí va mi primer destino viajero. Espero que os guste la idea.

Cuenca, pictórica y fotogénica, con la reciedumbre de sus emblemas más universales. Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Ciudad donde el paisaje roquero se expansiona con su impresionante barroquismo hacia campos ondulantes recortados por telones montañosos.

He  estado en Cuenca  otra vez  y me ha cautivado de nuevo. El acento de sus colores, de verde y azul, revoletea como aves que llenan con su ímpetu volátil los ríos Júcar y Huécar, con las espectaculares hoces galanteadas de versátiles chopos.





Mis pasos se han emocionado recorriendo sus callejuelas desde la plaza Mayor,  como la calle Alfonso VIII,  edificadas sobre “siete cerros de plata” y viendo el encanto y el magnetismo de esas casas asomadas a los acantilados imperturbablemente. Hay que llegar a San Pablo para verla, para reconocer sus emblemas más conocidos, que descienden del siglo XV.

Cuenca es ciudad erguida, como su torre de Mangana, como su catedral, como otras iglesias aposentadas en el silencio, que el cielo creó.

Nobles maderas, portadas con herrajes vetustos, patios, blasones… Cuenca se amalgama con encanto, con brillo, con glorioso vértigo.

Abajo, Júcar, revestido de esencia serrana, desciende noble y henchido de placer, hilvanando recodos que abrazan su susurro, buscando el candor de caminillos donde siguen reverdecientes los pasos del pasado entre cerros de reluciente gama.






Cuenca, de topografía singular, marca su estilo en todo el mundo con su roca acantilada, inverosímil. Mágica estampa de esa Cuenca serrana, remachada de pinares, de trigos e imponentes riscos y mogotes, que esbozan los secretos de unas montañas donde cantan los ríos entre festones y hoces: Júcar, Huécar, Cuervo, Escabas… Agua y verdes, y más agua. Así es Cuenca, la ciudad y su provincia, una continua incitación al viaje.

16 comentarios:

LUIS MIGUEL, MARIA JOSE dijo...

Cuenca es todo eso que nos cuentas y además, una verdadera gozada para el senderista.
SAludos.

kanet dijo...

Impresionantes fotografías, sus famosas casas colgantes, es lo que se exporta más de Cuenca y en cambio contiene otros tesoros tan dignos de verse como ese por la que se la conoce.
Una buena ruta nos has preparado.

Ten un hermoso día, besitos azules muassssssssss

kitty dijo...

Gracias por compartir estas bellezas, sus historias y hacernos partícipes de ella.
Una preciosura de entrada !
Mis mejores deseos de un excelente 2012 y que puedas disfrutar a tope de la tan querida naturaleza.
Saludos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Luis:

Exelente reportaje.
Yo también he estado en Cuenca.
Y es que ¡CUENCA ES ÚNICA!.
Un abrazo, Montserrat

Abilio dijo...

Hola Luis, me parece una idea estupenda, ya lo creo, así podre conocer lugares que iras mostrando.
Un par de veces he estado en Cuenca y las dos veces me he ido maravillado de su estructura "callejeril" y de sus casas colgadas, aunque de esas haya muchas mas en la ciudad mas pequeña de España de nombre Frías (Burgos) y que me pilla muy cerquita de casa.
Seguiremos disfrutando otro año mas o al menos pondremos todo el empeño.

Un abrazo

Logio dijo...

Apunto.

Emilio dijo...

¡Hola Luis!.Espectacular Cuenca. Ciudad con encanto donde las haya. Tanto el entramado urbano como sus alrededores son de un encanto especial que la hacen mágica y atractiva.Estaremos pendientes pues de tus viajes durente este año.
Un saludo.

Jacky dijo...

Ahhhh!!! Bonito lugar, Que envidia tengo, Como quisiera poder visitar semejante belleza. Gracias por compartir, Besos desde Puerto Rico

tanci dijo...

Belleza de fotos, Luis. Belleza de rincones. Beleza de palabras que las acompañan. Cuánto me gustaría poder pisar todos esos rincones del alma. Un abrazo y buenos Reyes.

fosi dijo...

Hola Luis.
Nunca hemos estado en Cuenca y a tenor de tus fotos es algo que debemos corregir.
Un abrazo.

Jan Puerta dijo...

Cuenca es una de esas ciudades que he visitado y disfrutado mucho. Siempre que pienso o veo alguna imagen de ella, recuerdo una fría mañana de invierno y un tazón de caldo caliente.
Ojala tus deseos se cumplan y podamos ver tus imágenes y tus meditaciones sobre los pasos vividos.
Un abrazo Luis.

La abuela frescotona dijo...

MARAVILLAS NOS MUESTRAS HOY LUIS, QUE BELLA ES LA CIUDAD, SON CUENCA, HUESCA Y TERUEL LAS PROVINCIAS DE ZARAGOZA? SALUDOS AMIGO MIO

Goriot dijo...

Para los que viven alí quizás no sea tan sorprendente estas viviendas colgadas, como lo son para nosotros.
Un saludo cordial.
Goriot.

iglesiasoviedo dijo...

Que precioso reportaje de esa singular y hermosa ciudad, no muy conocida desgraciadamente, pero llena de encanto y sosiego. Muchos recuerdos se agolpan en mi pecho al ver esas magnificas fotos.
Un abrazo.

Antonio Porpetta dijo...

¡Qué fotos, Luis! Absolutamente fascinantes. Está claro que hay muchas formas de crear poesía...
Gracias por tus palabras y un gran abrazo desde Madrid.

Teresa dijo...

Preciosa ciudad y precioso reportaje me gusta muchisimo,la ciudad la conozco,las casas colgadas,la catedral,las calles tan empinadas es bonita.Espero con ilusion tu siguiente reportaje haber donde nos llevas.Un saludo fuerte.