GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

domingo, 4 de diciembre de 2011

Y en la sierra de El Toro subimos al Baile



Nuevamente nuestro grupo acudió a la sierra de El Toro. Otra ruta que desarrollamos por las recias soledades de esta hermosa sierra, mirador con garbo de la comarca del Alto Palancia.

Las muecas del frío mañanero nos hicieron encauzar la marcha bien tapadicos. Alumbró el nuevo día con un cielo casi encapotado, pero que a menudo que avanzaba la mañana el sol hizo su aparición y la temperatura resultó agradabilísima.

El rostro de la sierra se arrimó a nosotros, en forma de densos e impenetrables bosques de carrascas, entre otras especies vegetales, como sabinas y enebros y lunares de pinos oscuros. Seguimos el rastro de un buen sendero marcado como PR. Senderos y caminos nos encarrilaron el recorrido hacia el collado Beltrán.

Descenso hacia la rambla de las Maricas. Caminamos por su lecho. Nuestras pisadas sonaban como dulces vuelos. Delicia en las charlas y en las miradas, encuadradas en el paisaje, que pausaban el itinerario.

Apareció en nuestro recorrido el corral de la Canaleta. Otra pausa para contemplar sabinas centenarias, que parecen que jueguen al coro en este verdoso umbral del cerro del Baile, nuestro objetivo.

Cerca del corral dimos buena cuenta de los almuerzos. Y como somos tan esmerados en lo que nos gusta, llámase vinillo, papas, almendricas, chocolatitos, cafecitos y demás “itos”, quedamos muy felices del delicioso epicúreo.

Las sabinas tejían encajes de dulces aromas. Subíamos con placer hacia el reino de los miradores excelsos, donde las vistas se amplían como el sol en su cénit. La grandeza de la sierra se ofrecía a medida que íbamos ganando altura. Ramilletes de sabinas rastreras tapizaban el suelo. Formaban la típica imagen de una piel de leopardo. La sierra era como una galatea de ojos grises iluminando nuestros pasos.

Y llegamos al vértice geodésico del Baile  (1.534 m.). Nos rodeó un ambiente de galas serranas. Uno se queda esclavo de la belleza del paisaje, uniformado de amplias y desbordantes perspectivas, adormecidas bajo la caricia del cielo, mientras nuestros ojos hilaban notas de alegría.

En el descenso hacia la población de El Toro saboreamos otra vez las mieles del senderismo. Nuestros pasos orlaron de dicha las blancas sendas. Y en el acogedor restaurante Los Abriles celebramos nuevamente una suculenta comida. Era la cita con la gastronomía trufera. Por el cálido ambiente del local se mostraba la cabalgata de nuestra alegría, de amigos que son felices en tan felices encuentros.

Datos de la ruta:

Distancia: 14,600 kms.
Tiempo de marcha: 3,55 h.
Desnivel: 715 m.

Senderistas: Merche, Rafa, Carmen, Pilar, Angel, Mª José, Vicente,  Mila, José Mª, Juan, Martín, Manolo, Rafael y Luis.

Incorporados a la comida: Elvira, Pura y Vicente.












13 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bien lo pasais!

Estos encuentros suelen ser muy buenos en muchos sentidos,tanto para disfrutar de lo que os gusta,como emocionalmente....


Muy bonito reportaje.

Besos

Ignacio Carcelén dijo...

Nosotros subimos por Valencia, pero nunca un grupo tan grande.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Luis:
Como siempre me ha gustado mucho tu post.
Anda que seta más enorme.
Que cómodo es hacer excursiones desde la silla del ordenador, ja, ja.
Besos, Montserrat

trotasendas dijo...

Buena ruta Luis me apunto esta interesante cima. La sierra del Toro la tengo poco explorada y es una lástima por que no esta muy lejos y alberga parajes fantásticos. Este invierno quería hacer algo por allí y esta es una buena opción. Además pudisteis ver las primeras nieves, que bien, haber si este año se anima. Saludos

Pakiba dijo...

Lo felices que se os vé y lo divertido que lo pasais,tienes un grupo de amigos muy bien avenidos y además aprovechais para buscar algún bolet que estan buenísimos.
Gracias como siempre por tu bonito reportaje.

un abrazo

Cirat (Rutas Senderistas Comunidad Valenciana) dijo...

Bonita Ruta!, La Sierra del Toro es una gran desconocida para muchos, sin ir mas lejos para mi mismo, habrá que ponerse las botas!

fosi dijo...

Hola Luis.
Yo con esto de los "molinillos" que aparecen al fondo de una foto tengo mis dudas,no se si serán efectivos pero te destrozan el monte.
Con lo que no tengo problemas es con la última foto.
Un abrazo.

Margarita dijo...

Una ruta muy bonita y contada con mucha poesía. Muy ameno.

La verdad es que uno se siente estupendo caminando por ese tipo de paisajes, disfrutar de la naturaleza, y si luego acabas en un restaurante y reponiendo fuerzas... ¿Qué más se puede pedir? Bonito reportaje.

Un beso,

Margarita

iglesiasoviedo dijo...

Como siempre buena compañía, buen deporte, amistad y buen rollo.
La montaña hermana, da amistad, camaradería y, muchas otras cosas que llenan el alma de satisfacción.
Un abrazo.

LUIS MIGUEL, MARIA JOSE dijo...

Que gusto poder disfrutar de un buen paseo en compañia de gente que tiene tus mismas aficciones. Nosotros solemos hacer alguna escapadita de estas de vez en cuando, junto a otra pareja amiga nuestra, pero ahora con el fresco nos es más dificil, por tuempo y por pereza.
El reportaje está muy bien y con un buen final, como debe ser.
SAludos.

Jose dijo...

Hola Luis
Bonita ruta con esas primeras manchas blancas en la montaña y un grupo de gente numeroso.

Por cierto ese plato tiene muy buena pinta jajaja...

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Abilio dijo...

Hola Luis, lo mejor el postre, jajajaja.
Da gusto ver el buen ambiente que se respira en vuestro grupo.

Un abrazo

El Toro 1009 dijo...

Precioso el reportaje amigos. Lo añadimos al Blog de El Toro.