GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

domingo, 5 de junio de 2011

En la sierra de Irta y un paseo por Peñíscola




Estoy en la sierra de Irta -parque natural- con mis entrañables amig@s. Cerca queda el mar. Y Peñíscola, con su ramaje de monumentos, con su historia, con su luz, con su espectacular fisonomía. Con su innegable grandeza histórica. Izada sobre el Mediterráneo como una bandera airosa, como un radiograma azul. Azul del cielo. Azul del mar. Alegre, feliz, vestida de fiesta, crecida de sentimientos, con un sol que la ilumina todo el año. Visión para el asombro, brillante, bulliciosa, sosegada, entre el oleaje de ese Mediterráneo que la mima, entre ese secular corpus de agua y piedra.

-Chic@s, iniciamos la excursión.

Desde Font Nova caminamos bajo los montes recios de Irta. Secular terreno desnivelado, abancalado. Asombro de primaveras, olivos plateados. Charlamos, andamos con afán, llevando la alegría en nuestras piernas, buscando con las miradas la canción de las alturas, la apasionante singladura de la aventura senderista.

Llegamos al verde cortinaje del Mas del Señor. Crecen las sombras como archivero de humedad bajo la  olmeda.

Nos volvemos hacia Peñíscola entre una encrucijada de rutas por el parque. Nos volvemos para desviarnos, para hallar la canción del mar. Bendito sendero del Pebret. Panorámico. Me emociona mucho ver a mis amig@s felices, descendiendo con júbilo, “haciendo camino al andar”. Un camino cautivante, grandioso como mirador, con el mar abajo apresando nuestro asombro, con el beso del sol planeando sobre su brillante superficie.

Cada vez tenemos la costa más cerca. Las olas se abaten sobre el arriscado roquedo de las encadenadas calas. Tocamos, por fin, ese mar civilizado, que nos trae ecos de vida marina, apasionante, viajera hacia tierras lejanas.

Nos acercamos a la torre Badum, testigo del sistema de vigilancia frente a las incursiones de los piratas berberiscos que asaltaban las poblaciones de la costa levantina.

Crecen los acantilados de Badum hasta los 40 m. de altura. Abajo, hay algarada de espumas. Y muy cerca va creciendo el peñón de Peñiscola. Se agranda con su arquitectura militar, con su castillo templario, abriendo su rostro a un nuevo verano.

Les digo a mis amig@s:

-Este mar, aquí en Peñiscola, parece distinto.

Y es que el Mediterráneo lo es todo a esta bella población, que encontró en su avance la dicha histórica y turística. Sabroso manjar para la vista, enmarcada en un ambiente típico levantino, con  su bagaje de siglos como líricas estrellas, con su belleza natural, con el bufador, con las escaleras del Papa Luna, con la font de San Pere...

Peñíscola, como “un barco varado en el mar…”


Participantes: Pilar, Merche, Carmen, Mª Angeles, Mery, Rafa, Emilio, Aurelio y Luis.










26 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Luis.

Que excursión más guay.
Yo he estado en Peñíscola, pero en el pueblo y las playas.
Por los acantilados no he subido.
Uy, ya me veo de narices en el suelo, ja, ja.
Es que en Benicarló y Vinaroz, tenemos familia de mi marido y Peñíscola está muy cerca.
Se os ve atodos/as felices.
Enhorabuena y besos, Montserrat

Abi E. dijo...

Hola Luis estas excursiones que tiene un poco de todo, cada vez me gustan mas como esta que habéis realizado por Peñiscola, lugar en el que he estado un par de veces, ya que tengo unos amigos en Alcanar (Tarragona) muy cerquita.
Se ve el buen ambiente reinante entre todos.

Un fuerte abrazo

Norma dijo...

Luis qué hermosa excursión, no tienes idea de cuánto me enseñas, gracias amigo.
Pido autorización para guardar en un archivo una de las fotos, si esa en la que el color del mar se ve azul y verde entre el follaje, es una desde la altura.
El grupo de gente me parece de reonda, no puede ser de otra forma, siendo vos el guía.
Cariños y un gran abrazo. Saluda a tus compañeros de excursión

Emilio dijo...

Como todas tus entradas el lirismo inunda la narración y nos incita a conocer y recorrer los lugares que visitas. No conozco la sierra de Irta, pero tu reportaje me llevará a ella.
Un abrazo.

Vittese dijo...

Como dije en otra oportunidad, parece que las mujeres tienen mucha participación e iniciativa en éstos paseos!! Hace tiempo que vengo escuchando sobre Peñíscola y luego de tu entrada, creo que lo agendaré para visitar cuando pueda.
Saludos.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito Luis!

Seguro que nadie hasta ahora a piropeado de este modo a Peñiscola...Eres un mago con las letras.

Ese mar Mediterraneo alcanza su mayor belleza en Peñiscola, de eso estoy segura, por suerte disfrute de este lugar y es uno de los lugares que guardo en un lugar especial.

Besos

iglesiasoviedo dijo...

Magnifica excursión y magnifico reportaje, las magnificas fotos muestran los magníficos paisajes rematando en esa hermosa y acogedora localidad que es Peñiscola, cargada de historia y belleza, donde he pasado muy buenos ratos.
Un abrazo

Paco Sales dijo...

Una preciosa excursión acompañado de buenos amigos siempre es una delicia y como colofón una buena comida juntos y un paseo por el mercado que más se puede pedir, unos detalles preciosos los que he podido observar en tus fotos amigo Luís, recibe un fuerte abrazo

fosi dijo...

Bonitas imagenes de los acantilados y como dice Abi con un poco de todo.En la mesa se ve a la gente de lo mas feliz.
Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Si Peñíscola es bella, tu la realzas más con tu pluma mágica, querido Luis.

Buen compañero de viaje tienen tus amig@s. El mejor.

Contigo se disfruta más cualquier caminata.

Un fuerte abrazo.

Jose dijo...

Hola Luis
Peñiscola, uno de los pueblos más emblematicos de la provincia de Castellón, con su Castillo del Papa Luna, muy bonito, para darse el tipìco paseo en barco en verano.
Un saludo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Pakiba dijo...

Luis unas fotograsfias impresionantes de Peñiscola al fondo y vosotros tan felices.
Peñíscola es precioso con el castillo del Papa Luna y sus acantilados, me has hecho recordar que hace tiempo que no he estado con lo bonito que es, será cosa de hacer una nueva escapada.

Anónimo dijo...

Caminante, bien que caminas. Parajes bellos llenos de naturaleza y buena semblanza. Un saludo.Tanci

Montserrat Sala dijo...

Que hermoso és y que hermoso lo pintas. amigo José Luís.
Recibe mil gracias i un millón de sonrisas, por los regalos que nos haces cada dia.
Un abrazo.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Luis!
Una ruta preciosa donde se funde el monte con el mar. Espero acercarme algún día a esa zona para poderla disfrutar

Un abrazo.

taio dijo...

excelente entrada

GUSPLANET dijo...

Hola Luis!
Qué precioso lugar, enmarcado en un entorno fantástico y que tú, como siempre, realzas aún más con tús palabras.
Realmente tienes como afición una de las actividades más antiguas y nobles del ser humano: el senderismo!

Abrazo grande Luis y como siempre un enorme placer acceder a tú espacio!!!

Princesa115 dijo...

Se os ve muy contentos y eso me agrada.
Es una excursión de lujo porque habéis tocado tanto montañas como mar.
Es un pueblo precioso, al menos así se ve en las fotos, nunca he estado pero seguro que me gustará.

Me alegro muchísimo que lo pases bien con tus amigos.

Un beso

JUAN FUENTES dijo...

Fotos muy buena con los paisajes al fondo

Saludo

pepsansII dijo...

Hola Luis,una excursión de lo más variada,montaña,acantilados,playa,mercadillo y el castillo del papa Luna,estupendo reportaje junto a tus amigos senderistas.
Una abraçada

Henar dijo...

Unas fotos preciosas, Peñíscola es un sitio muy agradecido para hacer fotos.

Recomenzar dijo...

Lindas fotos me izo sentirme como si estuviera alli

MA dijo...

Hola Luis, hermosas vistas del mar y la montana un bello post para conocer la sierra de Irta y el paseo por Peñiscola, desde mi pantalla de ordenador en vivo y en directo, tiene que ser una pasada verlo y disfrutarlo en compañía de amigos.

Besos de MA para ti amigo.

Merche dijo...

Hola Luis. Gracias por tus palabras, como siempre.
Me he permitido el lujo de poner un enlace en mi blog para que lean tu preciosa cronica.
Hasta la proxima

Luis G. dijo...

Gracias a ti, Merche, el honor es mio.

Gracias a tod@s por vuestros cordiales comentarios.

La jornada fue una delicia en todos los aspectos.

Besos y abrazos,

Luis.

Jan Puerta dijo...

Que tendrá el espíritu del caminante que la buena mesa suele ser el colofón de su esencia.
Buena pinta tiene ese recorrido.
Un abrazo