GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

viernes, 17 de junio de 2011

El refugio de Estós




Uno de mis refugios preferidos en mis largos años recorriendo el Pirineo y sus cumbres, fue el de Estós. Guardo bastantes buenos recuerdos de mis estancias en este refugio. Eran estancias estivales durante mis vacaciones. Me gustaba charlar en la acogedora y cosmopolita  terraza,  mientras la tarde iba declinando y los picos emergían orgullosos como espectros siderales, como lanzas capaces de tocar las estrellas.

Los sueños más reparadores y felices los he tenido siempre en los refugios, soñando con cimas, con nieves virginales y doradas y con llanuras sonrientes pobladas de flores.

En este refugio nacieron buenas amistades. Entre otras, recuerdo al matrimonio catalán Rafael y Montse. Los tres nos hicimos 12 tres miles en tres jornadas, buscando el placer de las alturas, el aire elástico, la perspectiva  de la aventura, los mantos púrpura de los glaciares, los arroyuelos corriendo por las laderas a sus anchas entre las verticales rocas, y los lagos brillando bajo el sol, con el hielo aún palmeando por la superficie.

Recuerdo también a Marga y a Elisa. Eran dos chicas aragonesas con las que estuve una jornada recorriendo la mágica región de Batisielles. Iban a Benasque y les dije de extender la caminata hacia estos bellos parajes, una de las maravillas de los Pirineos. Aceptaron y disfrutamos mucho con el sorprendente ambiente que atesora estos paisajes del parque natural, embalsamados por el aroma de múltiples abetos, de los verdes prados y de las flores. Subíamos y bajábamos por el enriscado terreno de Batisielles, visitando sus famosos lagos, bajo la estática mirada de los monumentos de granito de las agujas de Perramó y de Ixeia. La soledad en estos rincones es crepuscular y romántica, y son valores que atraen a muchos visitantes,  junto a  la grandiosidad y virginidad que tienen.

En una de las dos fotos que ilustran este texto se aprecia la terraza de este refugio. Tomé esta foto en una de mis incursiones veraniegas al gran valle. Vénse mochilas, sacos de dormir y blancos veladores rodeados de montañeras y montañeros entregados a dinámicas charlas. Descansando de la fatiga del día o preparando ascensiones. Lejos del ruido, que es mucho. Entre la tranquilidad y la pureza que nace por todos los lados y adornada por un aire sanísimo.

En estos refugios reina el buen humor. Un@ está feliz de embellecer y encantar la vida de este modo tan iniciático. La naturaleza es divina y en los Pirineos se realza en un fantástico  marco de cumbres, dominados en el precioso valle de Estós, por el colosal Posets (3.375 m.), una de las cumbres que me dejó una profunda huella.



20 comentarios:

Marina-Emer dijo...

Luis...ha sido un placer verte de nuevo por mi blog ...no sabes como me he alegrado verte bien ya ves que pronto he venido a saludarte y darte las gracias amigo de las cumbres ...del tiempo y de los amigos.gracias ..un gran abrazo de corazón ha sido un honor
besoMarina

Sara dijo...

Que entrada más preciosa Luis, que bien explicas esas sensaciones que se sienten en la montaña y al compartir con gente que tiene esos mismos gustos y aficiones por la naturaleza.Las fotazas invitan a conocer el lugar, es mágico, que entorno Luis, que entorno.
Nosotros mañana nos haremos el BODÓN con Carlos, un amigo bloggero que se viene por mi tierra, y al que estamos esperando para hacer mañana una cima.
abrazotedecisivo y espero algún día compartir contigo alguna preciosa ruta por Pirineos, o por tu tierra o por la mia.
Sigue disfrutando mucho de la naturaleza

Roberto Ayape dijo...

Por ahí pasé un par de noches cierta semana santa de no recuerdo que año. (Hace ya demasiados). Pero guardo también muy buenos recuerdos de la gente con que me crucé y de los paisajes de esta zona del pirineo.

Saludos,

ñOCO Le bOLO dijo...


· Me faltó ese refugio... y el Posets. En fin, me gusta que lo traigas por aquí.

· Saludos

CR & LMA
________________________________
·

María Bote dijo...

Gracias de nuevo, por hacernos compartir tan bellas y mágicas sensaciones, amigo.

Besos. María

luis dijo...

Estuve hace años, (eran mis hijas muy pequeñas) recorriendo estos parajes y la verdad es que los recuerdo como unos de los más bellos, de cuanto he visitado.
El Pirineo es montaña de verdad.
Gracias por compartir.
Saludos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Luis:

Que bellos recuerdos.
Gracias po9r cpompartirlos.
allí en el Pirineo hará frescquito.
Aquí en Valencia nos asamos de calor.

Besos, Montserrat

irene rios perez dijo...

Es un lugar maravilloso.he estado en esa zona varias veces y es magnífico.
Un saludo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito lo que cuentas de estos lugares.

las gentes que aman las montañas son especiales y comparten de otro modo....

Besos

Luis G. dijo...

Estimados amig@s, muchas gracias por dejar vuestra gratísima huella. El montañismo es todo, los pequeños detalles y la charla amiga en el regazo de un refugio. Son vivencias hermosas, experiencias que atesoran la combinación de todos estos detalles, de su belleza y de su aventura, de lo dificil a veces que resulta una ascensión... En todo ello se encuentra ese vivero de atracciones hacia la montaña. Y los refugios tienen gran importancia, compartiendo pasiones, las horas tranquilas, la charla serena, etc.

Abrazos.

Jesús dijo...

Un lugar idílico para descansar después de una larga marcha.

Saludos.

fosi dijo...

He estado a punto de ir esta semana pero al final no salio,me consuelo con tu bella entrada.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Menudo sitio. Dan ganas de ir hasta allí alguna vez. Lo que pasa es que los Pirineos los visito de 10 en 10 años, más o menos.

Un abrazo.

Abi E. dijo...

Hola Luis, eres un máquina, doce tresmiles en tres días, vaya ritmo.
Como me has hecho disfrutar con este relato y cuanto estoy de acuerdo con lo que escribes y lo que se siente en un lugar como éste.

Un fuerte abrazo

María dijo...

Unas fotos preciosas, y el lugar parece de ensueño, qué placer debe ser pisar esas tierras y sentir el oxígeno de su brisa acariciando la mirada.

Un beso.

BETTIANA VÁZQUEZ dijo...

HOLA LUIS!!

HACE TIEMPO QUE NO PASABA POR AQUÍ, TU BLOG ESTÁ CADA DÍA MÁS HERMOSO Y ÉSAS IMÁGENES SON GENIALES.

BESITOS!!!

BETT

bixen dijo...

Yo no he sido montañero, sino más bien montés, pero cuando relatas estas cosas... parece que lo vivo.

Juan Antonio Torron Castro dijo...

Buenos dias Luis, son unas fotografias preciosas de un lugar magnífico y es que los Pirineos son algo único.

Un cordial saludo.

Vittese dijo...

En la segunda imagen se aprecia perfectamente lo bien que se lo pasan allí!
Saludos.

Joan González dijo...

HOLA LUIS

YO LO RECORDABA MAS PEQUEÑO, O ES QUE ES NUEVO...????

SALUT
JOAN