GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

martes, 15 de junio de 2010

La sonrisa del mar


Abuelo ¿te gusta?

Sí, mi pequeña.


Y se entretiene jugando,

feliz con la arena,

de la playa dorada,

mientras el mar le sonríe

con sus olas, brotando

resplandores de plata.


Construyo un castillo, abuelo,

para ti y para mí,

para soñar con hadas

y con muñecas encantadas.


Sus mejillas sonrosadas,

lucen en la mañana clara;

y sus dedos

ilusiones derrama en la playa,

haciendo de sus juegos

un jardín de infantiles esperanzas.


30 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Una playa es el albacea mudo de tantos momentos... Alegres unos, otros tristes.

Encantador poema, Luis
Feliz martes

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias por ser tan buen «Abuelo», dinámico, caminante y soñador, amable y que con toda naturalidad nos acerca a diário a amar desde una piedra hasta lo más sublime y bello de la naturaleza«El hombre».
Bonita foto Luís,que su nieta construya castillos de felicidad en esa arena dorada de nuestras hermosas playas.
Con ternura.
Sor.Cecilia

Begoña dijo...

Bonita escena de juegos en la playa entre abuelo y nieta.

Besos.

caracola dijo...

No hay nada comparable a la inocencia infantil, repleta de fantasía e ilusión.

En estas magníficas letras, se capta la grandiosidad del mar y la inconmensurable ternura de una niña que quiere hacer "volar" a su abuelo, a ese mundo de hadas que habita en su pensamiento.

Mi felicitación y mi abrazo.

Costea Andrea Mihai dijo...

wonderful multi-colored planes...regards

Armando dijo...

La playa para mi es lo que llamo...la farmacia gratuita y cuando vamos con los nietos...¡De qué manera nos hacemos niños como ellos!
Hermosa foto y palabras llenas de cariño.
Un abrazo.

SaiKo dijo...

Luis, me ha encantado tu poema.

Me he estado imaginando a la niña con su abuelo, felizmente pasando el día.

Me hubiera gustado vivir algo parecido, pero yo a mis abuelos no los conocí...Y mis abuelas no estaban en condiciones.

Belkis dijo...

Todos los ríos van al mar y el mar no se desborda, por eso la sonrisa del mar es tan inmensa que nos hace suspirar y alcanzar la inmensidad.
Me gusta mucho ese poema Luis.
Un abrazo muy grande

Raül de Umlaut dijo...

De verdad Luis, recibir una felicitación de tu parte porque has leído y disfrutado un poema mio, es una cosa que me enorgullece tanto que cada punto final que escribo, lo convierto en unpunto seguido.

Ante maravillas poéticas como esta que has escrito, que emocionan, (al menos a mí me ha tocado la fibra y eso que para nada son unas líneas tristes), que transmiten, que hacen sentir, no me queda más que darte las gracias por ser mi amigo.

Un fuerte abrazo "maestro"

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Qué belleza, Luis... Muy dulce este poema.

Cariños!

Candi dijo...

Me imagino al abuelo paseando por esa bonita playa, descalzos los dos y haciendo castillos, con hadas dentro.
Besos

María Bote dijo...

Como siempre, un deleite venir por aquí. Sobre todo ahora que ya se va apeteciendo acercarse a esas orillas y escuchar el rumoroso acento de las olas...
Besos. María

Sara dijo...

Dios Luissssssssss, que bonito!las letras espectaculares, la foto no se queda atrás....te propongo una cosa....
me permites estar en esa playa un ratito, en tu compañía y en la de tu pequeña nieta...construyendo esos castillos y yo os llevo conmigo a disfrutar de las mágicas xanas.
Estoy ya en la recta final del curso para ponerme al día con todos los blogs amigos, ya me queda poquito, esto es....estrés puro.
Un abrazote amigo, bien fuertote.

ramon dijo...

!Si nofóra pels iaiosssss!


Ramon.Adéu.

Duna dijo...

Me ha encantado la historia que cuentas. Eres una gran persona.

Luis pasa por mi blog, tienes un premio que traer a tu blog.

Un beso amigo

Juan Carlos dijo...

Muy bonita la historia. Tenéis el mar, la montaña, todo en un pañuelo.

Un abrazo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Hola Luis!!!

Que bonito , lo que nos cuentas hoy.

Esa inocencia de la infancia, es la alegria de los mayores.

Besos

Javier 16 dijo...

Qué cuadro tan entrañable: el abuelo y su tesoro más preciado junto a la arena y las olas en la playa. Todo un momento.
Saludos.

Norma dijo...

Cómo me gusta el mar y todo lo referente a allo. El poema magnífico, la descripción perfecta, la nieta agradecida.
Besossssssssssssssssssssssssss

*Luna dijo...

Que bellisimo poema felicidades es muy dulce
un beso

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

qué preciosidad, luis, eres exquisito... Voy a recomendar este lugar ahora mismo en mi blog
buen día...

Henar dijo...

Que bonita combinación has hecho en la playa y lo mejor de todo con una sonrisa. Un abrazo

pepsansII dijo...

Amigo Luis, felicidades por escribir tan dulce poema.

Una abraçada

Jota Ele dijo...

¡Ay, abuelo! ¡Que se te cae la baba!

¿Hay algo más maravilloso que un niño jugando en la playa?

¿Verdad que no?

Un fuerte abrazo.

Rosario dijo...

Precioso Luis, la ternura que sientes por tu nieta se nota a la legua y has descrito en el poema una de las preguntas basicas de los niños desde siempre...
¿Te gusta?

Un abrazo desde mi librillo.

Rosa María dijo...

Turbiar las esperanzas de los niños, es como talar un árbol en plena primavera. (Esta filosofía la tengo editada en mi poemario). Son tan tiernos los tallos de los niños, que cualquier "mal roce" puede causar malestar para el resto de sus vidas. Por eso la denuncia de los pederastas es obligación de todos.
Un abrazo,
Rosa María

MA dijo...

Tierno y fantástico poema la sonrisa del mar,la sonrisa del abuelo y de la nieta, preciosa estampa del mar y preciosas letras.
Un abrazo de MA para ti amigo Luis.

Laura RS dijo...

Que buen peoma, que puede ser una historia real? Aún si, siendo real o no, es muy bonita!

Un abrazo fuerte!
Viaje al atardecer
All About Cities

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Que preciosa poesía.

Eres un abuelo, ue para si quisieran muchos niños/as.

Una abrazo de esta abuela, Montserrat

Princesa.triste.115 dijo...

Hola Luis. He estado un poco perdida, pero ya he vuelto.
Sabes? El mar, la playa nos evoca distintas sensaciones...a veces tristezas y otras de ocio y alegría. Depende del momento y de las circunstancias.
Me he gustado muchísmo el poema, es sencillo y lleno de sentimientos.

Un beso