GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

jueves, 6 de mayo de 2010

Las flores del amor (Relato)


La magia del cielo se había trasladado a la tierra. Las flores de los campos eran como constelaciones de estrellas, alumbrando con sus vivos colores. El riachuelo hilvanaba su rumoroso goteo, recitando rumbas a las piedras del lecho. Caminaba hacía la masía de mi amigo, que afloraba con su albura en la linde del bosque, como un ramalazo de blancas margaritas.

Dos perros, al verme, no regatearon en orquestar sus frenéticos ladridos. Y al reconocerme, se acercaron moviendo alegremente sus rabos.

-Qué… ¿cómo estáis? Bien, bien, así se hace, cuidando en todo momento a vuestro amo.

-Hola, Luis, ¿de excursión?

-Pues sí, pero, principalmente vengo a verte.

Los campos lucían sus coruscantes verdes y una avanzadilla de robles rendían sus primaverales atributos a la masía. Cerca, pastaban cinco vacas, brocheando los prados con su sosegado garbeo y el sincopado canto de las esquilas.

El día era luminoso, sin el apego de las nubes, sin sombras esparcidas sobre la tierra.

Inicié un paseo con mi amigo, y le pregunté:

-¿Cómo te encuentras?

-Voy mejor. Y añadió: Luis, agradezco mucho todo el apoyo moral que he recibido de ti.

-Para eso estamos los amigos. Los dos formabais un matrimonio ejemplar, digno de esta tierra que tanto me enloquece.

-A veces, en mi soledad, le hablo. Le digo que nuestra vida ha sido como un cuento. En estos lugares nunca pasa nada. He disfrutado mucho con ella de nuestra tierra, nos ha emocionado muchas veces, como los bostezos del nuevo día y los ocasos teñidos de tonos escarlatas.

-¿Cómo eran vuestros paseos?

-Íbamos como unos recién enamorados. Nos gustaba ver la nieve apelmazando la tierra. La luna brillando sobre el horizonte, y el sol llenando de luz nuestro valle. Los inviernos eran tremendos por el frío, pero nos sentíamos a gusto contándoles cuentos a nuestros hijos mientras, los leños ardían alegremente en la estufa, forjando un ambiente tibio y acogedor.

-En los veranos -me sigue contando-, ella abría las ventanas y el sol copiaba en el comedor las vaporosas imágenes de los árboles, tan verdes, mientras las palomas rasgaban el azul con sus vuelos.

Mientras camino con mi amigo, escucho el balido de unas ovejas. El rebaño formaba una mancha gris sobre la cañada, y en todo el paisaje, con las vacas y el rebaño, se condensaba una imagen netamente bucólica, altamente fascinante.

-Cuando iba al pueblo, le encantaba estar con sus amigas. Los sábados acudía a la misa de la tarde, y yo iba a recogerla, y cuando regresábamos a la masía, ella me mostraba planes sobre el futuro de nuestros hijos.

-Mira -me decía- el Manuel quiere ser militar, y, aunque es una profesión que no me gusta, si podemos será militar. Y la Pilar me dice que quiere ser enfermera. Y esa profesión si que me gusta.

-Ahora -gesticula con tristeza- cuando las faenas diarias se terminan y entro en mi casa, ya de noche, se siente el silencio como una sensación aturdidora, reinando en las habitaciones vacías. Es cuando mi vida parece triste, aburrida. Solo me recupero algo cuando leo, cuando medito.

-De las meditaciones surgen los sueños -le respondí-, y los sueños forman un mundo maravilloso, y, aunque se apoyen en lo irreal, a cada persona les crean unos paisajes interiores que llena el vacío del alma.

-Gracias, Luis, tú siempre animando con palabras bonitas.

Me despedí de mi amigo. Y mientras reanudaba mi rumbo por los caminos y senderos de las montañas que me ayudaron a construir mi vida, recordaba la sonrisa de la mujer de mi amigo, una sonrisa que nació de un amor puro y correspondido.


29 comentarios:

Rosario dijo...

Hola Luis una historia muy triste, pero verdadera, tenemos muchas parejas que sufren la ausencia con un profundo dolor.

Pero tenemos que sobreponernos y pensar que hay que seguir caminando y como tú, imaginando tan bellos relatos y paseando por tan lindos parajes.
Un abrazo amigo, desde mi librillo.

MORGANA dijo...

Luis...me has emocionado con este maravilloso relato tuyo.
El amor verdadero jamás muere...nunca.
Mil besos.
Morgana

Norma dijo...

Luis, me he sentido parte del relato, gracias por publicar. A propósito, las manos del encabezamiento del blog son bellísima, al igual que el mensaje que hay adentro. Abrazos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

LUIS G.

Este relato demuestra que aún existen matrimonios con verdadero amor.

Cuando uno de los dos falta, debe de costar mucho llenar este vacio, por esto yo soy tan partidaria de guardar los bellos recuerdos en un rincón de la memória.
Hay momentos que acompañan.

Encantada de que hayas compartido este relato, Montserrat

ruma2008 dijo...

La belleza de la naturaleza parece que aquí se reúnen en.
Es maravilloso paisaje conmovedor...

Desde el Lejano Oriente.
Un cordial saludo.
ruma

elvira pajarola dijo...

Ciao Luis........

Thank You so much for your lovely and kind visits in my Tuscany; I appreciated it very much!!!!!

WONDERFUL....Your writing is fascinating and I enjoyed very much looking and reading your magnificient inspiring blog!

The flowers of love are gorgeous...the photography is spectacular and the story touches very deep inside!
(Unfortunately I do not speak spanish; even if my name has spanish origins!!)..but I try hard and use the helpfull Traductor!!
Have a happy and sunny day, Luis!
Un abbraccio elvira

Mª Angeles y Jose dijo...

Gracias Luis por ser como eres,"gracias Luis tu siempre animando con palabras bonitas"esta frase si que es acertada...se nota que eres un ser maravilloso...

Bonita y triste historia, pero por desgracia la vida es asi,tarde o temprano nos marchamos...

La foto es espectacular y maravillosa.

Besos

Ardilla Roja dijo...

Dichoso él, que disfrutó de un amor grande y correspondido.

Un relato precioso, Luis.

Un abrazo

Sara dijo...

Bueno Luis...es un sueño...
...estas flores del amor, nos deja hoy una profunda reflexión, por muy dura y triste que es la partida, mucho más duro y triste, es no haber sentido nunca amor...la vida...nos viene con fecha de caducidad, y hay que apurarla a tope ¿hay mejor manera de apurarla que amando??
Que fotaza acompaña a tu texto hoy Luis, me encanta también.
Abrazotes inmensos

Candi dijo...

Precioso relato en el que combinas las dulces y cariñosas palabras a tu amigo con la belleza del ambiente.
Es triste la historia, como la vida misma.
Da pena que esos grandes amores se distancien en el tiempo, pero seguro que persisten en el corazón y en el alma.
Te mando un beso

Jota Ele dijo...

Has vuelto a la masía de tu amigo, luis.

Has vuelto a consolar su tristeza y su vacío.

Estoy seguro que, aun sintiéndose solo, muy solo, tu presencia, tus palabras, le ayudan a seguir adelante.

Y sus lecturas, meditaciones y sueños le animan sin hacerle olvidar a la compañera de toda su vida.

Muy emocionante, querido amigo.

Un abrazo.

Begoña dijo...

Amigo de tus amigos, siempre...hasta en tus relatos.

Un fuerte abrazo

Abi E. dijo...

Hola Luis, es un relato pero bien podria ser verdad, porque es como la vida misma. Y que buen cuerpo se le queda a uno cuando apoya a sus amigos y ves que le hace bien.

Un abrazo
el lio de Abi

Marisa dijo...

Pseo melancólico, voces que el eco nos trae de personas que jamás desaparecerán porque siguen compartiendo nuestros paseos y el calor de la lumbre.
No sólo es la naturaleza la que habla, la que siente...
Precioso retazo de vida el que has compartido, Luis. Un placer siempre leerte.
Un fuerte abrazo.

*Luna dijo...

Que bello relato me emocione
un beso

auroraines dijo...

Me gustó la historia, el paisaje, tu relato.
Un abrazo

PD. No puedo decirte nada sobre la soledad de tu amigo, porque me desarma, debe ser tristísimo, aunque lo acompañan los recuerdos de sus momentos felices.

MA dijo...

Luis hermoso y conmovedor relato y magnifico amor el de tu amigo , muere por ella ,la flor de su amor poco a poco , esa imagen del campo repleto de amapolas rojas es como el amor puro y verdadero que ha vivido tu amigo y siente a un en su soledad .

Un abrazo de MA para ti amigo,gracias por tu comentario dejado en mi blog .

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

estimado Luis.Gracias por ese estupédo relato de amor sosegado. El dolor de la ausencia es siempre muy agudo , nunca por más tiempo que pase, ese vacío se vuelve crónico y rutinario. Por eso es el amor el que nunca se acaba, aunque tu amado ya no esté a tu lado, el corazón late como si iniciara de nuevo con el recuerdo un paseo por el campo de flores esmaltado.
Con ternuar.
Sor.Cecilia

Estrella del Mar dijo...

Hola Luis, un relato muy bello contado, apesar de la perdida del amor de tu amigo, la vida es así no somos eternos aunque nos duela, en el camino de la vida esa es la faceta más dura cuando perdemos algun ser querido, pero tu amigo deve estar muy orgulloso de tener una verdadera amistad como tu, eso es muy importante, y el resto el tiempo pondra su medicina para suabizar el dolor de la perdida de su mujer.
gracias amigo por compartir bello y a la vez triste relato. besos de una amiga Lola.

Belkis dijo...

Precioso relato Luis. Ciertamente hay mucha gente que sufre la soledad y la nostalgia y vive sumido en los recuerdos. Al menos quedan los sueños que nos transportan a mundos nuevos llenos de luz y colores, de algarabía, de belleza, de flores, y que nos hacen más agradable el día a día.
Escribes muy bien Luis.
Besitos

Belkis dijo...

Que hermoso es el disfrute del contacto con la naturaleza, tu alma se eleva, el espíritu se sublimiza, todo tu se vuelve receptivo a la belleza, a la bondad, al amor; y todo ello lo plasmas estupendamente a través de las palabras.
Este sitio es un remanso de paz y sosiego.
Un abrazo Luis

Javier 16 dijo...

Muy conmovedor Luis. Un relato de gran sensibilidad, expresado con verdadera evocación y nostalgia.
Me ha emocionado.

Saludos.

Juan T.A. dijo...

A veces cuando la crudeza de la vida te pone es esos trances tan dificiles de llevar, un amigo y la vida que respira la naturaleza por sus poros ayudan que no remedian el día a día.
Bello relato, del que nadie escapamos.
Saludos

La abuela frescotona dijo...

que tristeza querido Luis, cuando una familia tan arraigada en sus afectos, se ve separada.
solo Dios conoce su misterio.
bello escrito, que llena de tristeza mi espíritu, son los echos de la vida.
te abrazo amigo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amigo que flipada de foto....


Saludos y un abrazo

kyungmee dijo...

lovely images here!

kyungmee dijo...

lovely images here!

Carol dijo...

Hola Luis, I have missed your blog! What a gifted poet and photographer you are. This photo is stunningly beautiful and your words woven as fine as the landscape. Lovely! ". . . dreams are a wonderland, and although they are based on the unreal, each person will create interior landscapes that fills the void of the soul." Brava!
Warm Regards,
Carol

luciernagadeluz dijo...

Es triste, lo encuentro muy profundo, de esos relatos que cuando empiezas no puedes parar de leer, y sientes como si conocieras al personaje y te unes a el en su tristeza. Emotiva la historia, pero muy bella. Un beso grande