GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

jueves, 10 de diciembre de 2009

A 3000 metros (relato)


Acababa de ascender el último 3000 de la jornada. Preparaba la cámara para hacerme una foto. Y, como una visión, surgió ante mí la persona más bella del Pirineo. Su figura se recortó contra el cielo. Tenía una hermosa melena castaña, que descansaba en cascada sobre sus hombros.

-¿Has visto un piolet?, me preguntó.

-No.

-¿Te hago la foto?

-Pues…, sí.

Creo que fue la mejor foto que he tenido de un 3000.

Buscamos el piolet y lo encontramos a los pocos minutos.

-¿Nos sentamos?, me dijo.

Esperaba a sus compañeros, que escalaban la cumbre del Gourgs Blancs, una bella montaña. Era simpática. Su sonrisa era como una rosa reluciente y sus ojos recitaban un melodioso color verde, que se emparentaban con su polar rojo, abierto por el cuello, por donde se pronunciaba su generoso escote.

Era vasca y recorrían el Valle del Tena con sus tiendas a cuestas. Pero iba cansada y no esperaba tener compañía al lado del pico. Y yo me encontraba a gusto junto a esta bonita muchacha.

-¿Visitas bastante el Pirineo?

-Sí, estas montañas son fabulosas, le contesté.

Nos encontrábamos en la cumbre de la punta Lourde Rocheblave (3.104 m.), entre los Pirineos franceses y españoles. Los lagos, a los pies de las montañas, formaban anillos azules salpicados de hielos, cuya blancura se acentuaba imperativamente sobre las aguas.

Me habló de su tierra, de sus aficiones; charlamos de muchas cosas, a veces divertidas, y sus ojos iluminados por el sol -el día era alegre- tenían una mirada romántica, ensoñadora.

Los Pirineos nos rodeaban y nuestra repentina amistad surcó estos espacios de alta montaña. El día era irreprochable; nos hallábamos a gusto ante los escarpamientos verticales que se deslizaban desde el Gourgs Blancs. Nos contemplaba el poder de la naturaleza, su pureza.

-¡Qué bien se está aquí!

Nos sentíamos libres sobre estas montañas llenas de silencio.

-Estas cimas se aman ¿no te parece?

Le contesté que sí, que parecen palacios mágicos. Y le cité una frase del pionero del Pirineo, el conde Henry Russell:

-“Un matemático sería poeta a estas alturas. Un filósofo se enternecería ante este parecido vago y conmovedor que tienen las montañas con la humanidad; abajo, la vida de las flores y la primavera, los arroyuelos vagabundos; más arriba y gradualmente, la desolación, las ruinas, la muerte, y, en la cima, el Paraíso y el Infinito”.

Esbozó una sonrisa cálida, complaciente. Entonces se escucharon unas voces, llamándola:

-¡Ainhoa!

Se levantó cuando aparecieron sus amigos. Y antes de marcharse sus ojos se fijaron en los míos. Le dije adiós y ella comenzó a andar ladera abajo, con el pausado ondular de su melena. Pero antes de desaparecer de mi vista, se giró, y me envió un beso con la mano. Yo hice lo mismo.

Ainhoa es solo un recuerdo, pero embelleció un feliz momento a 3000 metros de altitud que impactó en mis sentimientos.

33 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Que bonita historia, Luis. Esos flashes que se producen de forma inexplicable son la sal de la vida.

¿Y no le pediste el teléfono?.
La próxima vez que te ocurra tenlo en cuenta jajaja.

Un abrazo

carmen dijo...

Un encuentro en las alturas, el soñador y su musa, Ainhoa... Un tres mil inolvidable, sin duda!

Saludos!

Pablo Marín dijo...

No comment... que luego todo se sabe.

Saludetes

SANDRA... dijo...

Que lindo relato Luis
muchas gracias por ocmpartirlo,,besitosss para vossssssssss y muy buenas tardes ..

Begoña Sánchez dijo...

Dicen que en la montaña afloran los mejores sentimientos del ser humano, y se crean lazos eternos.

Por un momento he visto la escena; El soñador y la joven en la cima de los 3000, charlando como buenos amigos, mirándose a los ojos y sintiendo el abrazo de la montaña

Besos

Luis G. dijo...

Gracias, Ardilla,
Carmen,
Pablo,
Sandra,

es.... simplemente un relato, una historia fabulada. Si me ocurre alguna vez, tenlo por seguro, Ardilla, que le pediré el teléfono, je,je,je..

Abrazos.

consuelo dijo...

gracias por visitar mi blog! Un placer!
El suyo es intereante! Iré pasando...
Saludos!

Lira Santos dijo...

Perfecto encuentro,
Entre tanta belleza
"todo se torna mágico"
Yo tengo un recuerdo así
de Londres..
Marcadido en mi cabeza y que no borrará...
Un besote Luis!
Buen fin de semana!!!

Rosario dijo...

Una suerte Luis, vas de senderismo y de camino, tienes una hisória para contar romántica y platónica, eso solo se le ocurre a: "Un soñador por las cumbres"
Un abrazo fuerte Rosario

Merce dijo...

Una hermosa historia, uno se queda enganchado a ella. Que bien dominas la tecnica del relato!!!

Un abrazo.

Leticia dijo...

Bonita historia... la lees y estás allí mismito...

Juan Carlos dijo...

Bonito relato. Yo solo he estado una vez a esas alturas, cuando me daba por lanzarme por pistas de esquí, fue en Sierra Nevada, con una niebla que te calaba hasta los huesos y -10º C. Hace ya 25 años.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Bella y romántica historia, Don Luis.

Pero, permítame un consejo. Ande con cuidado con ciertas veleidades que su santa puede coger la sartén y bajarle del 3000 "ipso facto".

¡Ja, ja, ja, ja, ja!

yo no me atrevería a contar una historia así, ni fabulada.

No vaya a ser que...

Un abrazo.

carlota. dijo...

Tu yerno no comment??? jeje , Una historia bonita , Luis , da gusto topar con alguien y charlar mientras descansas , a veces yo hablo sola jeje .

Un beoste

Goriot dijo...

Me ha encantado tu relato amigo Luis, ¡Qué sorpresa más bella! Todo es naturaleza. Todo es hermosura. Y miró hacia a trás y te lanzó un besito de última despedida.
Son hallazgos como caidos del cielo que jamás se olvidan.
A todos nos gustaría que entrara y dejara un comentario.
A mi me ocurrió, escribi un post refiriéndome al encuentro con una famosa escritora y nos sorprendió dejándonos un comentario.
Un abrazo Luis.
Goriot.

mirambella dijo...

Hermosa historia. Te acabo de descubrir, me ha gustado mucho leerte. Saludos

jgbarber dijo...

Bellísimo Luis. Qué bonitos recuerdos, tus palabras y la magia del Pirineo. Abrazos,

Mª Angeles y Jose dijo...

Que cosas ocurren en plena naturaleza!
Una bella historia...que pena no verla mas!

Besos

ruma2008 dijo...

Gracias por guiar maravillosos Pirineos.

No quiero descender de una montaña en este mundo.

un abrazo.

MIGUEL NONAY dijo...

Qu bonito Luis.
¿Sabes?, si no fuera por la despedida, me suena muchísimo a esa amistad que yo tengo y que tú tan bien conoces.

Me he emocionado al leerlo, por su belleza y por su ternura.

Son sensaciones tan difíciles de explicar, que tu las haces posibles.

Ah, por cierto, joeeee un 3000, que mozo, que decimos aquí, jajaja.

La foto preciosa.

Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

Miguel

--------------------
www.asaltodemata.com

Luis G. dijo...

Gracias por pasaros por aquí, también a:
Begoña, Consuelo, Lira Santos, Rosario, Merce, Juan Carlos, Jota Ele, Carlota, Goriot, Mirambella, Mª Angeles y Jose, Ruma 2008, Miguel Nonay...

"A 3000 metros" es un relato de ficción. La prosa de montaña está enriquecida de relatos y novelas, y muchas veces se convierte en un arte. He leído varias veces novelas que reforzaron mi amor a la montaña, como "El primero de la cuerda", "Bájame una estrella", etc.etc. Todas estas vivencias es fruto de las personas que te encuentras por esos mágicos espacios, la fusión con sus paisajes, el silencio que danza de forma mágica, los inmarchitables recuerdos.... Así es.

Besos y abrazos.

Sara dijo...

¡Que bonito! ¡que bonito!

Me he imaginado a Ainhoa y hasta las miradas que os cruzasteis...y en ese entorno...
Magía....simplemente magía a 3000 metros, ahí es nada!!!!

He disfrutado mucho de este relato, gracias por compartir.
un abrazo

Abi E. dijo...

Hola Luis, una romántica y bonita historia de "amor" fugaz, pero son cosas de la montaña.

Las montañeras vascas son todas muy guapas y las demas también, no se si al bajar siguen igual de bellas, que va a ser que si.

Pues lo bien que lo has relatado, me ha hecho sentir envidia de no encontrarme yo con Ainhoa en una demis excursiones, jajajajaja.

Un fuerte abrazo

F.M.Marrouch dijo...

Ficción o realidad que importa, seguro que volveras a este pico, preciosa historia.

Mª JOSE. dijo...

HASTA SIEMPRE LUIS..TE ECHARE DE MENOS.BESOS.MJ

Laura RS dijo...

Que preciosa historia Luis!! Me encanta! La imagen preciosa!!

Gracias por visitarme viajero!
Laura
____________________________
http://www.viajealatardecer.com
http://madridallabout.blogspot.com

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Luis:

Por primera vez entro en su blog.
Lo he hecho a través del de nuestra amiga Rosa Cáceres.

Es un relato precioso, que me ha hecho que mi imaginación respirara los aires puros de estas bellas cumbres.

Saludos cordiales desde Valencia.Montserrat

Antonio Verdú Asís dijo...

Preciosa historia Luis, realmente eres un soñador. Un abrazo.

stella dijo...

Precioso encuentro Luis que dejó huella en ti desde entonces, me ha gustado como relatas ese principio de amistad de altos vuelos....
Un abrazo
Stella

Norma dijo...

Luis, he descubierto tu blog a través de mi amiga Montserrat. Realmente he quedado maravillada de tus escritos, de la riqueza que hay. Si no te molesta me convertiré en tu seguidora. Un abrazo y buen fin de semana.

Elsa dijo...

Bonito relato, Luis.

Estos encuentros inesperados que dejan huella.

Siempre es un placer visitarte.

Un abrazo
Elsa

pepsansII dijo...

Precioso relato Luis, a por otro tres mil.
Una fotografia muy bonita.

Una abraçada.

María Bote dijo...

¡Qué maravilla de blog! A través de Goriot lo he descubierto y estoy admirada ya que también soy una gran amante de la naturaleza.
El relato precioso y de altura literaria. Las fotos bellísimas.
Volveré a visitarte.
Yo escribo mayormente poesía, sobre todos los temas y de todas las formas que puede hacerse.
Te invito a visitar mi humilde blog ya que, sólo sé escribir, mas de informática, cero, lo minimamente inprescindible.
Un saludo y, ¡Feliz Navidad!