GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

sábado, 4 de agosto de 2012

En el CAIMODORRO





Allá que me fui. A los Montes Universales. A caminar entre un frondoso bosque de pinos albares, rectos como mástiles. Multitud de pinos. Y lo mejor, sombras, que hacen que el astro rey y el apego del calor apenas se note. Alicientes entre una flora peculiar. Marojos y pinos. Cuarcitas y pizarras. Césped. Perfumes de mil plantas diferentes.

Y una curiosidad natural que siempre que la contemplo me impresiona. Me refiero a los famosos “ríos de piedra”. Que sensaciones producen. Provienen de las glaciaciones cuarternarias. Se presentan como grandes bloques, canchales inmensos, de notables dimensiones. Se consideran, según he leído, como los ríos de piedra “más largos del mundo” Y me lo creo.

Bueno, la idea de la caminata era subir a la cima del Caimodorro, que con sus 1.920 m. de altitud, es el techo de los Montes Universales.

Su cima es suave. Y tiene un inconveniente. Que apenas ves horizontes, panorámicas, ya que está poblada de pinos, que impiden cualquier visón cómoda. Pero allí llegué, para recordar otros tiempos, con ascensiones entre amigos.

Ahora voy solo. Buscando el itinerario marcado entre el frondoso pinar. A veces, una sombra fugaz parece adivinarse entre la pinada. Algún ciervo que me ha visto y se aleja rápido de mi presencia.

Al terminar el recorrido, regreso a Orihuela del Tremedal. Y subo por la carreterita con  sus miradores, donde se divisa toda la grandeza de la sierra del Tremedal, entre tonos verduscos, pardos, grises... La emoción se desborda en septiembre… Los hijos del pueblo suben en romería al santuario. Es la fiesta grande, la que acoge la devoción de todo un pueblo, como lo hicieron sus padres, sus abuelos y sus tatarabuelos…

Pero ahora estoy solo, viendo las edificaciones del santuario, escribiendo estas notas, mientras las brisas, cargadas de perfumes montaraces, me confortan notablemente….

No he podido elegir un enclave mejor para descansar después de la grata ruta realizada.

Y ya en el  coche,  escucho “Hijo de la luz y de la sombra”. Serrat. Sublime…











7 comentarios:

Flo de Sendai dijo...

C'est tres joli !
Je voudrais bien mieux connaitre l'Espagne...

Jose dijo...

Hola Luis
Bonitas imagenes, si las vistas nos las tapan los pinos tampoco es mala señal, cosa de que tenemos los bosques poblados, ojala y esos pinos duren muchos años.

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Remei dijo...

Parece que estoy ahí, de la manera que lo narras...cuanta belleza.
Que grande eres Luis!
Abrazos!!!

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Luis, que bien has plasmado los rios de piedra de los que escribes.
Es una delicia leerte y contemplar estas bellas fotografías.
Ahora me voy al cine de las sábanas, o sea a dormir a ver que película me ponen hoy en mis sueños.
Un abrazo, Montserrat

trimbolera dijo...

Preciosas fotos pero me han impresionado los ríos de piedra.

bixen dijo...

Me temo que ya nunca estas solo y si así lo sientes o quieres, en la noche verás luz y en el día sombras.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Luis!
Puede que sea el rincón más bello de los montes universales, es una zona que me encanta mucho porque es diferente, como muchas de las especies vegetales que habitan en esas cuarcitas.
Esa cumbre es muy bella, pero cuidado con la zona de los toros, ya me he dado algún susto...

Un abrazo.