GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

El Tiempo en Segorbe. Predicción

El Tiempo en Segorbe

domingo, 14 de agosto de 2011

Nos fuimos a recorrer el barranco de los Trancos




-¿Nos vamos a recorrer un barranco?, le digo a mi amigo Emilio por teléfono.

-Nos vamos, Luis.

Y ya está. Aparcamos en el punto de partida, en el pueblo de Villel (Teruel), que abraza el Turia, sumergido entre anchos chopos. Y nos dirigimos hacia el destino de nuestra salida de ayer sábado, el impresionante barranco de los Trancos.

Aún el rocío salpicaba las hojas de las plantas, sacaba brillo a las flores y humedecía los campos, que resplandecían como una patina,  lavados por las recientes lluvias. Veíanse en los 3,5 k. que dista el barranco del  pueblo, tradicionales campos y multitud de árboles frutales, muchos de ellos abandonados, con algunos derruidos caseríos que resbalaban por el terreno arcilloso.

La ruta hasta el barranco está indicada perfectamente desde Villel. Es más, seguimos siempre las marcas rojiblancas del GR-10.  Pasamos por el Estrecho de los Canales, que cruza el riachuelo de la Rambla. Y muy cerca del barranco de los Trancos aparece una zona donde canta el agua que procede del manantial de la Chartera. Chopos, sargas, pinos, carrascas y enebros cubren el angosto terreno. Leemos en un  cartel que el vocablo “tranco” procede del aragonés y significa escalón o grada, haciendo referencia a los saltos y escalonamientos que se suceden en el estrecho, angosto y escarpado barranco. Una delicia recorrerlo.

El barranco resulta encantador. Encajado (abriendo los brazos en cruz tocas las paredes), sumido en la ingrávida penumbra, las escarpadas rocas exponen sus tonos grises, pulimentadas por las huellas activas del agua. El progreso por el barranco, cuyas paredes se elevan mágicamente hacia la luz cenital, se realiza por equipamientos a base de escaleras, peldaños de metal, grapas  y pasamanos de cables de acero.

Llegamos a la parte final del barranco y retrocedemos por el mismo hasta salir de él y encontrarnos con el poste que indica el embalse de la Fuensanta. Pronto llegamos a él, nos hacemos la foto del grupo y ascendemos por la rocha de las Gallatillas. Tras coronarla descendemos en busca de una pista,  que nos conduce al santuario de la Fuensanta, una asociación de edificios con zonas de recreo o merenderos.

Este popular santuario está rodeado de un agreste paisaje de rocas calizas, aposento de buitres que rondan con sus vuelos el cresterío de las Asomadas. Procede del siglo XVI. En lo alto, debajo de unos cantiles, hay una pequeña construcción, donde, según comenta la tradición, la Virgen hizo su aparición en 1238. En la cabecera de la iglesia hay una zona urbanizada donde está la fuente, que empezó a manar tras la aparición de  la Virgen.

Por camino asfaltado regresamos a Villel. El espacio rural se ensancha con sus tonos coloristas, que se revelan  entre suelos yesíferos y arcillosos. Nosotros hemos cubierto una bonita ruta circular, recomendable por la relevancia senderista  del barranco de los Trancos.


















DATOS DE LA RUTA:

Senderistas: Emilio y Luis.
Distancia: 11,5 km.
Dificultad: Media.
Tiempo: 4 horas  (con paradas).




Plano de la ruta

17 comentarios:

fosi dijo...

Bonito recorrido que ha juzgar por las fotos tiene que ser una pasada.
Un abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Luis:

Que impresión y que dificil subir por estas montañas.
Enhorabuena por las fotografías y por la excusión.
Besos, Montserrat

Tiocanya dijo...

Excelente ruta. Nosotros queríamos ir el sábado, pero la probabilidad de tormentas nos hizo cambiar de ideas

Saludos

emejota dijo...

Preciosas fotos. ¿unos 11 km. solo ida? Menudos valientes. Beso.

Margarita dijo...

Precioso el recorrido y las fotos. Estáis en una forma envidiable. A mí me la da, porque nada más ver esas escaleras me ha dado vértigo, jeje. El lugar es precioso y las vistas supongo que impresionantes. Un gusto verlo.

Un beso,

Margarita

Pizarro dijo...

Estas hecho un experto en las rutas, preciosas fotos del recorrido.
Saludos y buen fin de semana.

Paco Sales dijo...

Vaya excursión os marcasteis amigo Luis, unas maravillosas vistas las que nos ofreces de este impresionante barranco, unas fotografías muy bien realizadas para mostrarnos la dificultad de algunas de las zonas, felicidades por tan bella excursión. Recibe un fuerte abrazo amigo mío

La abuela frescotona dijo...

que lindos paisajes, y como cuidan el turismo uds. los españoles, aqui salis de la ruta, y ni un cartel, menos hacer esos peldaños que deben facilitar el ascenso, que belleza, felicitaciones a los escaladores, saludos estimados amigos

Juan Antonio Torron Castro dijo...

Un sitio precioso y una magnífica excursión.

Un saludo.

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Luis!
No has tardado nada en ir al barranco, y ya veo lo que habéis disfrutado.

Un abrazo.

Pakiba dijo...

Una excursión un poco dificil pero impresionante por las fotografias, tengo envidia (sana) pero envidia por no poder estar en esos parajes.

Un abrazo excursionista.

Luis G. dijo...

Es una ruta para disfrutar.Fernando, gracias a ti la conocimos. Y si volvemos para hacerla otra vez, la haremos al contrario: Subiremos por el santuario hacia el embalse; haremos el recorrido del barranco y regresaremos por el GR-10 al pueblo.

Besos y abrazos,

Luis.

pepsansII dijo...

Que bonitas imagenes del barranco nos muestras amigo Luis.
Un buen recorrido si señor.
Una abraçada

Catarina dijo...

Que imágenes, tien que ser un lugar muy interesante, un lujo lo de las escaleritas, por aqui a lo máxino tenemos una cuerda...buen recorrido, un abrazo Luis

MORGANA dijo...

Mi querido luis.
Millones de gracias por todo lo que nos ofreces.
un beso a tu alma.

Remei dijo...

Que bonito!
Es enorme, que excursión más chula, me encantan las fotos, ver vuestras caras de felicidad, me alegro mucho.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Aparte de la espectacularidad de la ruta y de las propias fotos me sorprende encontrar el término "tranco" pues aquí también se da en el "Tranco del Diablo". No sabía yo de su origen aragonés.